Vertidos de tierras en la ribera del Jarama procedentes de las obras de la M45

La Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, ha solicitado de diferentes instituciones la retirada de las tierras acumuladas en la margen izquierda del río Jarama, a la altura del aeropuerto de Barajas. Los materiales proceden de los trabajos de construcción de la M-45, promovidos por la Comunidad de Madrid.

La denuncia se basa en la grave alteración que estos materiales pueden causar sobre la zona directa del vertido (cerca de un kilómetro de ribera y zonas de inundación natural del río) y sobre tramos aguas abajo por el efecto de arrastre que se producirá en las primeras crecidas que afecten al río. Los materiales carecen de materia orgánica y están compuestos fundamentalmente de yesos. La ocupación de la ribera por parte de este tipo de materiales constituye una vulneración de los previsto en el art. 93 y 97.a) del Real Decreto Legislativo 1/2001, texto refundido de la Ley de Aguas.

Como se recordará la ribera del Jarama es un Lugar de Interés Comunitario (LIC) a propuesta de la C.M. y por lo tanto está sujeta a especiales medidas de protección y amparo d ela Comunidad Europea