Valdemoro se verá libre de herbicidas tóxicos en 2017

El pleno celebrado el 28 de enero de 2016 aprobó una moción que pretende poner fin al uso no agrario de herbicidas nocivos para la salud humana y el medio ambiente. Este compromiso municipal, que contó con la única oposición de los concejales de Ciudadanos, dispondrá de un año para la reducción progresiva de su empleo en espacios públicos, hasta su completa erradicación en 2017. La moción presentada en el último pleno del mes de enero fue aprobada por 19 votos a favor y 6 en contra correspondientes a Ciudadanos (C’s), la formación política que gobierna la localidad.

Tras varios años denunciando el uso indebido y los riesgos para la salud de estas sustancias, Espartal-Ecologistas en Acción quiere expresar su agradecimiento a todos los partidos que han apoyado la moción presentada por Ganemos Valdemoro.

Entre las razones del gobierno del señor Gross para rechazar la iniciativa se esgrimió la necesidad de aumentar la actual plantilla de FCC y el cumplimiento del convenio suscrito con esta empresa, que incluiría el recurso a tales sustancias contaminantes para el tratamiento de las llamadas “malas hierbas”.

A juicio de la asociación ecologista estas excusas se compadecen mal con el objetivo, central en el quehacer de todo gobernante, de garantizar y proteger la salud de la población en aplicación del denominado principio de precaución. Con su negativa a suscribir la moción, el gobierno municipal parece dejar claro cuáles son sus prioridades a la hora de confrontar el bienestar de la ciudadanía con los intereses económicos de las empresas adjudicatarias.

herbicidas2Conviene recordar que el uso sostenible de los plaguicidas ya está en la agenda de las instituciones comunitarias a través, por ejemplo, de normas legales como la Directiva 2009/128/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo.

Los ecologistas consideran que escudarse en la legalidad de los productos fumigados -tal y como hace el gobierno municipal- representa una inaceptable renuncia a la discrecionalidad de que dispone la autoridad local en un ámbito tan sensible como el de la salud pública. A este respecto, el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, establece que sus disposiciones “se entenderán sin perjuicio de que la Administración competente en cada caso pueda aplicar el principio de cautela limitando o prohibiendo el uso de productos fitosanitarios en zonas o circunstancias específicas”.

El empleo de herbicidas nocivos y peligrosos por parte de FCC ha sido recurrente en Valdemoro bajo presentaciones comerciales como Imidor o el muy polémico Roundup, un potente herbicida cuyo ingrediente activo es el glifosato. El glifosato está considerado como un compuesto que contamina gravemente los sistemas acuáticos y puede comportar riesgos serios para personas y animales. En este sentido, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC en inglés) clasificaba en marzo de 2015 el glifosato como probable carcinógeno para los seres humanos.

Finalmente la asociación ecologista confía en la progresiva eliminación y el uso responsable de herbicidas tóxicos también en ámbitos privados, en los que se revela igualmente prioritaria la transición hacia modelos de jardinería más respetuosos con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *