Un lince en la periferia del Parque

La presencia en la Comunidad de Madrid del felino más amenazado del mundo no es tan excepcional como han querido hacernos creer. Con motivo de la construcción de la carretera de los pantanos, la ilegal carretera M-501, ya se hizo público algún informe oficial en el que se demostraba que el lince estaba rondando nuestro territorio regional y en el que se introducía de vez en cuando. Un grave problema para los gestores madrileños que veían en en el lince un obstáculo para el modelo de crecimiento que se estaba poniendo en marcha (autopistas, AVEs, urbanizaciones fantasmas …especulación). El lince no iba a parar el “progreso” y desapareció de las portadas. Ahora ha vuelto, y lo ha hecho por Aranjuez y Fuentidueña. Imaginamos el disgusto de tanto político-basura con estos animales que no dejan de incordiar.

Más información pulsando aquí