Peligrosa concentración de proyectos de térmicas en el Sureste Madrileño

La PLATAFORMA “SURESTE AIRE LIMPIO” integrada por Estremera en Acción, Ecologistas en Acción de Madrid, Greenpeace, Asociación Ecologista “El Soto”, Asociación “Fuentidueña Limpia”, Asociación “Necesito Respirar” de Villamanrique de Tajo, Asociación de Vecinos “Afuveva” de Valdebernardo, Asociación de Vecinos “La Colmena” de Santa Eugenia; Asociación de Vecinos de Vicálvaro; Asociación de Vecinos de Morata de Tajuña; Ecologistas en Acción de Arganda; Izquierda Unida de Morata de Tajuña, Izquierda Unida de Rivas; Izquierda Unida de Ciempozuelos, PSOE de Morata de Tajuña, PSOE de Arganda, Comisiones Obreras de Madrid, agradece a todas y a todos su participación en la concentración que con los lemas: “contra la instalación de 6 centrales térmicas en el Sureste de Madrid, por un nuevo modelo de ahorro y eficiencia energética en el consumo de electricidad, y por la utilización de energías renovables“ hemos celebrado hoy en la Puerta del Sol de Madrid.

Con la celebración de este acto la Plataforma quiere manifestar su más firme rechazo a los planes de un grupo de empresas integrado por eléctricas y petroleras en connivencia con el Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid de instalar hasta seis centrales térmicas de ciclo combinado para la producción de electricidad en las localidades de Villamanrique de Tajo, Fuentidueña, Morata de Tajuña, Estremera, Valdemingómez y Paracuellos del Jarama, situadas todas ellas en el Sureste de Madrid.

La entrada en actividad este de tipo de centrales que funcionan con gas y gasóleo supondrá un brutal incremento de contaminantes procedentes de la combustión de hidrocarburos, de los que Madrid tiene ya unos niveles alarmantes por el tráfico de vehículos que soporta. A la crítica situación actual, con unos niveles de contaminación que incumplen sistemáticamente los límites máximos de contaminación atmosférica fijados por las Directivas europeas, se sumaría la emisión de ingentes cantidades de emisiones contaminantes a la atmósfera procedentes de las centrales térmicas, lo que aumentaría, de forma insostenible, el deterioro medioambiental de Madrid.

Estas centrales térmicas incrementarán extraordinariamente la presencia en la atmósfera de contaminantes como: el dióxido de carbono (CO2): principal responsable del cambio climático, óxidos de nitrógeno (NOX): precursores de la contaminación por ozono troposférico y de la lluvia ácida responsable de la destrucción de bosques y contaminación de los ríos, que provocan enfermedades respiratorias crónicas y agravan las alergias respiratorias y el asma, monóxido de carbono (CO): gas venenoso que desplaza el oxigeno de la sangre produciendo la asfixia celular de todos los tejidos. Además las centrales térmicas emiten también cantidades significativas de dióxido de azufre (SO2), partículas y compuestos orgánicos volátiles. Por otro lado, la puesta en funcionamiento de estas centrales precisa de la instalación de gaseoductos y líneas de transporte de electricidad y la utilización y calentamiento de ingentes cantidades de agua para refrigeración procedente de los ríos Tajo, Tajuña y Jarama.

La instalación de este tipo de centrales supondría un nuevo ataque al medioambiente de esta zona de Madrid, en la actualidad muy degradado, llegando a un grado de deterioro sin precedentes. No podemos consentir que el Sureste se convierta en el basurero de Madrid y soporte la mayor concentración de instalaciones contaminantes de toda España. La calidad del aire, las aguas y el propio paisaje se verían gravemente afectados. Instalaciones de este tipo son un peligro para la salud pública de los ciudadanos, especialmente para los habitantes de las zonas más próximas, que ya de por sí sufren, día tras día, un sin fin de instalaciones con elevado riesgo medioambiental como son: la incineradora de residuos de Valdemingómez, los mayores vertederos de basuras de Madrid, una de las cementeras más grandes de España, las escombreras de todo Madrid, la casi totalidad de las graveras de la región, vertederos de residuos industriales, una incineradora de animales muertos, industrias contaminantes, centros de experimentación de armamento militar, suelos contaminados, plantas de compostaje, secadoras de lodo, minas, depósitos de combustible y gas, etc.

Todo esto, precisamente, en perjuicio directo de una de las zonas más desfavorecidas socialmente de Madrid, saturada de instalaciones de elevado coste medioambiental, con mayor presencia de trabajadores y menor poder adquisitivo, con exiguos equipamientos culturales y deportivos. Al Sureste, en los planes del Partido Popular, se reserva el triste papel de ser el estercolero de la Capital, donde se concentren todas las infraestructuras peligrosas y contaminantes para el medio ambiente y la salud de sus habitantes.

Este tipo de proyectos supone un paso atrás en lo que debería ser una Comunidad de Madrid sostenible. Con la utilización racional de todos los recursos naturales, el ahorro y la eficiencia en el consumo de energía contribuiríamos efectivamente a prevenir el cambio climático, evitando el despilfarro que sólo beneficia a las cuentas de resultados de las compañías eléctricas y petroleras. Necesitamos una sociedad donde la energía no sea un negocio para unas cuantas multinacionales en perjuicio de la salud de los ciudadanos sino un servicio público en beneficio de la comunidad que genere el mínimo impacto ambiental posible.

En definitiva, luchamos por una sociedad mejor, más limpia y sostenible, donde las fuentes de energía provengan directamente de la naturaleza: del calor del sol, de la fuerza del aire y del agua, del movimiento del mar, de la reutilización de los residuos, en resumen todas aquellas formas de energía compatibles con la Naturaleza y la vida humana. Las energías renovables son las energías del mañana sin ellas la vida no será posible en un futuro más cercano de lo que parece.

CONTRA LAS CENTRALES TÉRMICAS, LA CONTAMINACIÓN Y EL CAMBIO CLIMÁTICO.

POR EL AHORRO ENERGÉTICO Y LA UTILIZACIÓN DE ENERGÍAS RENOVABLES