Nuevos vertidos en el humedal de El Raso, de Velilla de San Antonio. Y van…

A pesar de tratarse de un espacio protegido, desde hace más de una década se suceden los vertidos a este humedal situado junto a la localidad de Velilla de San Antonio. En esta ocasión el residuo flota sobre una amplia franja de la lámina de agua con un color oscuro y de aspecto denso. El vertido se ha producido a primeras horas de la mañana, y procede de un colector que periódicamente vierte sustancias grasas con un fuerte olor lácteo.

A la zona del colector han acudido esta mañana miembros del Seprona, agentes forestales y autoridades locales, que han tomado muestras del residuo para determinar su origen. Los vertidos desde este colector se vienen produciendo desde hace años y han sido motivo de numerosas denuncias por parte de las asociaciones ecologistas que trabajan en el ámbito del Parque Regional del Sureste. Hasta el momento las gestiones realizadas ante la Consejería o el Ayuntamiento de Velilla, no han servido para nada y la secuencia se repite año tras año. El último vertido detectado, con un fuerte olor lácteo, hace menos de dos meses. En Velilla de San Antonio no hay ningún vertido particular autorizado por la Confederación Hidrográfica del Tajo, motivo por el que las asociaciones ecologistas venimos demandando la clausura definitiva de este colector o cualquier conducción no controlada hasta el mismo.

vertidos-raso-2013-mancha

La mancha negra corresponde a la vista parcial de la mancha de residuos negros que ha dejado en vertido. Uno de los muchos que periódicamente recibe la laguna desde el colector “fantasma” que las administraciones siguen investigando tras más de una década de episodios similares.

La laguna de El Raso es propiedad del Ayuntamiento de Velilla de San Antonio y se encuentra junto al casco urbano de esta localidad. Forma parte de la red de humedales del Picón de los Conejos, una zona muy visitada por senderistas y aficionados a la ornitología, los suelos está protegidos por ser parte del Parque Regional del Sureste y formar parte de la Red Natura al ser una Zona Especial de Conservación (“Vegas, Cuestas y Páramos del Sureste de Madrid”).

Este último episodio, además de presentar la correspondiente denuncia ante la Consejería de Medio Ambiente y otras administraciones con competencias sobre los suelos y las aguas, se podrá en manos de la Fiscalía de Medio Ambiente para que investigue de oficio los daños y las responsabilidades de quienes llevan años realizando estos vertidos, así como de las administraciones que lo vienen tolerando a pesar del conocimiento que tienen de sus reiterados episodios.

vertidos-raso-2013-plano