Nuevos focos de aguas fecales en el Jarama

Desde Jarama Vivo denunciamos hace ya dos años los vertidos procedentes de la urbanización de lujo de Ciudalcampo, en San Sebastián de los Reyes. Aquellos vertidos estaban formalmente autorizados por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), eran supuestamente tan legales como el origen de graves consecuencias sanitarias y medio ambientales para el río Guadalix, el cercano río Jarama y los vecinos de la cercana urbanización de Santo Domingo (Algete). La CHT tuvo que reconocer que periódicamente se emitían denuncias, y módicas sanciones que la urbanización pagaba gustosamente. En la actualidad el caso se encuentra pendiente de juicio. Nuevos focos de vertidos de aguas deficientemente tratadas, procedentes de la urbanización de La Moraleja (Alcobendas) han sido denunciadas recientemente, de momento ante las diversas administraciones con competencias, sobre la red de saneamiento (Ayuntamiento de Alcobendas), autorizaciones de vertidos (CHT), conservación de espacios protegidos (Consejería de M. Ambiente).

La zona de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes es uno de los puntos negros de la contaminación del río Jarama. Millones de toallitas, arrastradas por aguas fecales llegan a este río (que forma parte de la Red Natura 2000) a través de varios arroyos (Zorreras, La Vega…). El caso más vergonzoso es el de Valdebebas:

Los nuevos focos, ahora denunciados, proceden de las EDAR “campo de golf” y Hoyarrasa, en la urbanización de lujo de La Moraleja. Al igual que el caso de Ciudalcampo se trata de depuradoras “placebo”, destinadas a conseguir la autorización de vertido, y que una vez construidas tienen un funcionamiento deficiente como ponen de manifiesto los malos olores y el arrastre de sólidos en sus efluentes de salida. En el caso de la depuradora “campo de golf” tenemos constancia de sanciones impuestas por superar los vertidos autorizados en dos ocasiones, ignorando la CHT el resto de los controles que incumplían la autorización de vertido.

Efluente de salida de la EDAR de Hoyarrasa, junto a la carretera M-12.

En el caso de Hoyarrasa no tenemos respuesta de la CHT, pero el volumen y el aspecto del vertido superan el caso anterior. Del resto de las administraciones seguimos esperando respuesta o alguna intervención. La Consejería de Medio Ambiente es la responsable de la conservación y protección del río Jarama, además de tener las competencias sanitarias en toda la Comunidad de Madrid. El Ayuntamiento de Alcobendas se declara ajeno a estos vertidos y a sus consecuencias. Por otro lado si están interviniendo otros servicios, que además de estudiar las circunstancias de cada vertido tienen en cuenta los efectos combinados de la alta concentración de estos focos de vertidos (sinergias).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *