Movimientos de tierras promovidos por la Administración Regional alteran el Soto de las Juntas

 

A finales del pasado agosto la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid (a través de la empresa Procosanz) inició las obras destinadas a la restauración del entorno de El Soto de las Juntas en el término de Rivas-Vaciamadrid. Esta actuación está siendo realizada en la más absoluta clandestinidad, ignorando el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental y la aprobación de la Junta Rectora del Parque Regional del Sureste. Además de saltarse los trámites de información y participación pública, la obra no cuenta con licencia del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid.

Ya que se carece por completo de información por parte de la Consejería de Medio Ambiente se desconoce el alcance de las obras y las actuaciones a realizar. Hasta el momento se ha emprendido el desbroce y aplanado de dos amplias zonas al norte y sur de la laguna, así como de otra más a la entrada de la finca. Estas zonas habían sido sometidas en los últimos años a varias reforestaciones por parte de la Comunidad de Madrid, con dudoso éxito debido a la falta de mantenimiento.

Una de las actuaciones que más llama la atención es la apertura, con maquinaria pesada, de una nueva lámina de agua en las inmediaciones de la parte sur de la laguna. Se desconoce la justificación de esta nueva laguna. Además se está incidiendo sobre la ribera del Manzanares. Al menos tres palas excavadoras están actuando sobre un talud muy cercano al bosque de ribera y están aplanando por completo toda la línea entre el río y el camino de servicio existente.

Un hecho que están provocando estas obras es el aumento del tráfico pesado en la zona. El pasado lunes, entre las 10,15 y las 10,25 horas, miembros de Amigos de la Tierra Rivas-Vaciamadrid y de “Jarama Vivo” contabilizaron el paso de 10 camiones, cuatro de ellos cargados de tierras procedentes de los taludes y de la cubeta de agua abierta. Se desconoce el destino de estos materiales. Dada la falta de lugares adecuados para el vertido de tierras en la Comunidad de Madrid es preocupante el lugar destinado para su vertido.

El Soto de las Juntas se haya en la cuña existente en la confluencia de los ríos Manzanares y Jarama. Cuenta con una laguna artificial producida por la extracción de áridos. Se encuentra en una “Zona de Reserva Integral” dentro del Parque Regional del Sureste. La finca fue adquirida recientemente por la Comunidad de Madrid. La empresa PROCOSANZ ha sido objeto de diversas denuncias por agresiones al cauce del arroyo de la Galga, en Talamanca del Jarama.

En los próximos días, Amigos de la Tierra a través de la Plataforma “Jarama Vivo” solicitará a la Consejería de Medio Ambiente la paralización de estas obras hasta que no sean realizados los procedimientos correspondientes de Evaluación de Impacto Ambiental, aprobación previa de la Junta Rectora y autorización del Ayuntamiento de Rivas.

Durante los últimos años la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ha llevado a cabo diversas actuaciones de reforestación y rehabilitación de riberas en el entorno del río Jarama y el Parque del Sureste que han sido motivo de denuncias y polémicas por el despilfarro de fondos públicos y los daños ambientales ocasionados. En la actualidad miles de árboles secos se pudren a lo largo de todo el valle del Jarama, como resultado de la ausencia de mantenimiento en las reforestaciones llevadas a cabo en las últimas tres temporadas (más de 5.000 en el arroyo Pantueña de Velilla de San Antonio), las riberas del Manzanares y Jarama se encuentran parcialmente canalizadas con escolleras, construidas bajo la denominación de proyectos para “rehabilitación de riberas”.