Miles de peces muertos en Buitrago de Lozoya

La asociación de pesca de Buitrago ha denunciado hoy ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil la aparición de miles de peces muertos flotando en el río Lozoya a su paso por el término municipal.

Los pescadores temen las “tremendas” consecuencias medioambientales, ecológicas y sanitarias de la elevada mortalidad de los animales, acusan al Canal de Isabel II del desaguisado y consideran que se podía haber evitado. “Queremos que esta catástrofe no quede impune y que el Canal asuma sus responsabilidad por acometer unas obras en el embalse de Puentes Viejas, soltando agua del río sin mantener un caudal ecológico”, explicó a Efe un miembro de la asociación de pescadores, que preside José Luis Corral.

Recuerdan que hace 14 años aparecieron muertos todos los peces y aseguran que hace un lustro ocurrió lo mismo cuando se hicieron las obras para una central hidroeléctrica en el mismo embalse.

enterramiento de peces en el embalse de Puentes Viejas

Lugar del enterramiento de los peces, en suelos del embalse que serán cubiertos por las aguas cuando el nivel recupere su normalidad. Al fondo puede verse a la máquina que cargaba con los peces desde la lámina de agua.

Los pescadores calculan que se han retirado ya “más de 30 toneladas” de peces muertos de la superficie que operarios del Canal, según la asociación de pescadores, han metido en sacos a los pies de la presa del embalse de Puentes Viejas, en suelos que cubrirán las aguas del embalse. El embalse de Puentes Viejas forma parte de la red de abastecimiento de agua a la Región de Madrid.

Este hecho se produce al tiempo que el Canal de Isabel II ha sido denunciado, por Jarama Vivo, por mantener desecado durante meses el cauce del río Guadalix, provocando la desaparición de la vida acuática del río. Jarama Vivo considera que estos hechos deberían provocar la intervención de la fiscalía para llevar a los tribunales a los responsables del Canal de Isabel II por delito ecológico reiterado. Los responssables del Canal han reconocido que la desecación del río Guadalix se viene produciendo desde hace años. En la actualidad, las reservas de agua en los embalses madrileños superan el 70%, una cifra record respecto a los últimos años, gracias a un invierno lluvioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *