Mas abusos en la caza del Parque Regional del Sureste

Se capturan hasta cinco veces más de conejos de los permitidos, se facilitan autorizaciones extraordinarias que aumentan cuatro veces las jornadas de caza de la temporada oficial, se cazan conejos por sobrepoblación mientras que se facilitan permisos para cazar zorros al mismo tiempo y lugar…

Tras varios meses de negativas de la administración a facilitar datos sobre permisos extraordinarios de caza en determinados cotos del Parque del Sureste, hemos podido saber que algunos de estos acotados han conseguido de la Administración permisos extraordinarios para cazar durante prácticamente todo el año, aumentando el riesgo para la seguridad de los usuarios de los espacios abiertos. A esta actividad, ajena a cualquier planificación cinegética, se suman los excesos de de capturas declaradas por algunos acotados de caza.

Los abusos en algunos acotados de caza del Parque del Sureste han sido denunciados en múltiples ocasiones, a pesar de lo cual la Dirección General de Medio Ambiente sigue estimulando estos abusos. Ya en 2007 se detectaron un número importante de permisos extraordinarios de caza en algunos acotados, hasta 22 autorizaciones extraordinarias en algún coto (ver en tabla pulsando aquí)…. En esta ocasión se solicitaba a la Dirección General de Medio Ambiente información sobre unos pocos acotados del Parque Regional del Sureste, durante las temporadas 2010-2011 y 2011-2012, los datos conocidos hasta ahora ponen en evidencia que estos abusos continúan produciéndose, quedando relegada la Administración a un mero papel administrativo que facilita permisos a la carta o tolera los excesos de capturas que se producen.

EXCESOS DE CAPTURAS: El número oficial de ejemplares de conejo abatidos en las temporadas 2010-2011 y 2011-2012 pone de manifiesto algunos excesos injustificados en algunos de los acotados, en algún caso (coto M-10010) con capturas casi seis veces superiores a las autorizadas en el Plan de Aprovechamiento Cinegético (PAC) al que deben someterse los gestores de estos acotados de caza. La razón aducida por la Administración para justificar estos datos se apoyan en la aplicación de la Orden 3064/2009, de 31 de julio, por la que se declaraban algunos términos municipales como afectados por “población no habitual de conejo”. Sin embargo la Orden citada tiene un carácter extraordinario y se refiere a situaciones excepcionales que se producen en aquel momento (dos-tres años atrás). La citada Orden no puede ser utilizada con carácter indefinido, su renovación debe apoyarse en informes técnicos que justifiquen la excepcionalidad que pretende atajar. Aunque se vienen solicitando, la Dirección General de Medio Ambiente (DGMA) no ha sido capaz hasta el momento de presentar ningún informe técnico.

tabla-exceso-capturas

PERMISOS EXTRAORDINARIOS DE CAZA: Cualquier paseante habitual de algunas zonas del Parque sabe que hay actividad de caza en cualquier momento del año, para conocer el alcance de esta actividad inusual y excepcional se solicitaron datos sobre una pequeña muestra de cotos de caza. Los datos que se han conocido recientemente (ver tabla adjunta y relación completa pulsando aquí) ponen de manifiesto que la caza se practica de manera intensiva en la mayoría de los cotos muestreados. Las jornadas de caza extraordinarias, autorizadas por la DGMA, representan cuatro veces más de las que corresponden a la temporada ordinaria de caza (de octubre a febrero) y afectan gran parte del año (ver calendarios de tres cotos pulsando aquí). Esta prolongación tan extraordinaria del período hábil supone un riesgo para los usuarios de los espacios abiertos, cuyo número se incrementa con la llegada del buen tiempo. Estamos hablando de términos municipales muy urbanizados y con gran número de vecinos. A este abuso hay que añadir el absurdo que supone que se justifiquen para controlar las poblaciones de conejo y que al mismo tiempo y en los mismos cotos se estén autorizando batidas de depredadores que, como el zorro, contribuirían a limitar de manera natural la posible alteración de las poblaciones de conejos. Ninguna de estas medidas se poya en informes técnicos que, en el supuesto de que existan, no han sido facilitados por la DGMA.

tabla-jornadas-caza

Fuente: Área de Conservación de Flora y Fauna.
(en tres respuestas a la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto” y al Grupo Parlamentario Regional de PSOE).


Conseguir estos y otros datos relacionados con la caza es una tarea no apta para impacientes. Los datos de excesos de capturas y de permisos para las temporadas 2010-2011 y 2011-2012, se solicitaron en marzo de 2013. Todavía un año después seguíamos intentando conseguir parte de los datos (informes técnicos), tras cinco requerimientos y haber reducido la decena inicial de cotos por los que nos interesábamos a tres (M10010, M10683 y M10188). La DGMA niega cualquier información relativa a caza (y pesca) a pesar de la basta normativa que regula el derecho a acceder a esta clase de información. La escasa información que facilita casi siempre es parcial y se requieren de reiteradas insistencias para ir consiguiendo los datos. En el caso de los permisos extraordinarios, además de los informes técnicos que pueden haber justificado ese alto número, la respuesta de la administración ha intentado ocultar la información relativa a los permisos para cazar predadores, en fechas y cotos que coincidían con otros permisos para descaste de conejos (ver en relación de permisos pulsando aquí). Una situación absurda que debería justificarse en informes técnicos (que tampoco facilitan). El acceso a algunos de estos datos ha requerido de gestiones parlamentarias en la Asamblea de Madrid. En el ámbito de la caza la Consejería de Medio Ambiente sigue practicando una inaceptable opacidad que se suma a otras muchas gestiones fallidas al negarnos la información a la que tenemos derecho los ciudadanos (para más información sobre la falta de transparencia en esta Consejería pulsar aquí).

En el ámbito de la caza la DGMA practica una evidente arbitrariedad en la concesión de permisos y fomenta una actividad intensiva muy arriesgada para paseantes. Su papel parece limitarse a dar soporte y autorizaciones a las peticiones que realizan los gestores de los cotos. Mientras se autorizan 66 permisos extraordinarios de caza (en los cotos controlados), solo se conoce de un caso de autorización denegada en esas temporadas y cotos. Al no haber informes que acompañen estas prácticas, lo que convierte en papel mojado los Planes de Aprovechamiento Cinegético que regulan la capacidad cinegética que tiene cada coto a partir de informes técnicos previos. La DGMA deja de lado la gestión de la caza y los criterios de seguridad y conservación para satisfacer las demandas de un sector de cazadores que no se resignan a practicar su actividad en el período hábil.


Para más información sobre la caza en el Parque del Sureste, cotos, permisos extraordinarios concedidos en 2007, Planes de Aprovechamiento Cinegético de cada coto, etc. (pulsar aquí)