Marcha a las juntas del saqueado Tajo y el contaminado Jarama


Los ríos de la Comunidad de Madrid están en situación de emergencia ambiental y sanitaria, con caudales extremadamente regulados, sin crecidas; con sus aguas contaminadas por aguas fecales, toallitas y toda clase de vertidos; riberas ocupadas; especies ictícolas ajenas a sus aguas, etc. Desde los grupos ecologistas venimos denunciando esta situación que nos afecta a todos, que nos resta calidad de vida y oportunidades, que degrada los ecosistemas y empobrece la biodiversidad. La fuente de vida que representan los ríos en la región más rica de España no se merecen este estado de abandono por parte de las administraciones que tienen encomendada su conservación.

El pasado 27 de marzo llevamos a cabo una concentración ante la sede de la Confederación Hidrográfica del Tajo, meses atrás habíamos presentado denuncias por vertidos de aguas fecales y toallitas y otras campañas para denunciar la inhibición de administraciones como la Consejería de Medio Ambiente (encargada de la conservación de los espacios protegidos), el Canal de Isabel II (responsables de la depuración de aguas y de la gestión de los embalses), la Confederación Hidrográfica del Tajo (gestión del dominio público hidráulico) o ayuntamientos (con competencias en retirada de residuos y gestión de las redes de saneamiento).

Depuradora Sur

Salida de la Depuradora Sur al río Manzanares. Con esta «sopa» se forma el caudal del Tajo que deja malos olores y contaminación en Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina. Con esas «aguas», cargadas de sustancias contaminantes y metales pesados, también se riegan 11.000 has agrícolas entre Arganda del Rey y la ciudad de Toledo.

Durante los próximos meses llevaremos a cabo otras actividades para dar a conocer el estado de degradación, y sus causas, en cada uno de los principales ríos de la Comunidad de Madrid. El primer acto será el 7 de mayo en las juntas del Jarama y el Tajo.

La situación del Tajo y el tramo final del Jarama explica bien la notable alteración de este río en Toledo o en Talavera de la Reina. Los malos olores o la contaminación tienen su origen principal en el Jarama, en el saqueo de caudal que soporta el Tajo y en los aportes contaminantes desde el Guadarrama.

El elevado caudal del Jarama que aporta el Tajo está formado en gran parte por lo que vierten las depuradoras de las grandes localidades de la Comunidad de Madrid y la capital. Una depuración muy deficiente que no puede disolverse en el cauce del Tajo, muy agotado en su caudal, en Aranjuez, por los trasvases derivados al Levante. Contaminación y caudales que pueden comprobarse en este sencillo video editado por Cátedra del Tajo UCLM-Fundación Soliss. Los aportes contaminantes del río Guadarrama al Tajo son aún más importantes por la alta concentración, como también ha denunciado la Cátedra del Tajo UCLM-Fundación Soliss


Más información:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.