Los vecinos de Velilla se quejan de fuertes olores procedentes de la depuradora

Respirar a últimas horas de la tarde se está volviendo un problema. Un penetrante olor invade la localidad y se percibe prácticamente desde cualquier barrio. Al parecer se trata de la depuradora de la localidad, situada a escasa distancia de zonas residenciales y el origen podría estar en la retirada de lodos y su deshidratación posterior. Varios vecinos ya han comenzado a recoger firmas y a recabar información sobre las causas.

Durante los veranos pasados la localidad se ha visto afectada por olores similares, aunque más atenuados, procedentes de la desecación de los lodos del vertedero de Valdemingómez, así como otros procedentes de la mala calidad y escaso caudal del río Jarama.

De confirmarse la responsabilidad de la depuradora del Canal de Isabel II, es urgente una inversión extraordinaria para modificar los procesos de retirada y desecado de los lodos resultantes. La depuradora de Velilla de San Antonio recoge los vertidos de esta localidad así como los procedentes de Mejorada, Loeches y otras zonas residenciales y polígonos cercanos al arroyo Pantueña.