Localizan en el Espartal (Valdemoro) un coleóptero incluido en el Libro Rojo de los invertebrados de España

Recientes prospecciones de la finca El Espartal han confirmado este verano la presencia de la denominada “Yamina de las efedras”, Buprestis (Yamina) sanguinea . Este amenazado invertebrado, que no se había vuelto a observar en nuestra comunidad en los últimos 15 años, ha aparecido sobre plantas de efedra que se verían afectadas por la nueva EDAR que el Canal de Isabel II pretende construir en Valdemoro con el beneplácito de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la localidad. Expertos y ecologistas coinciden en que el descubrimiento de esta auténtica reliquia zoológica en nuestro municipio es un espaldarazo a la ya reconocida importancia ecológica de la finca valdemoreña y un argumento definitivo en favor de su conservación.

Hembra de Buprestis (Yamina) sanguinea fotografiada en el Espartal de Valdemoro Fotografía: Ecologistas en Acción-Espartal Valdemoro La rara especie avistada en el mes de agosto en terrenos de El Espartal pertenece a la familia de los bupréstidos, un tipo de coleópteros de gran antigüedad filogenética, y se encuentra incluida en el Libro Rojo de los Invertebrados Amenazados de España con la categoría de “vulnerable”. Su conservación está estrechamente vinculada a la conservación del hábitat en el que se desarrollan las plantas del género Ephedra en las que se cobija y alimenta.

Las últimas observaciones regionales del invertebrado datarían de hace al menos 15 años, momento en que fue posible localizarlo en los municipios de Rivas-Vaciamadrid y Torres de la Alameda, en el sureste de la comunidad. Con el fin de certificar oficialmente el hallazgo de este raro escarabajo en suelo valdemoreño agentes forestales de la Comunidad de Madrid se desplazaron a la finca en los primeros días del pasado mes.

Entre las medidas de conservación, recogidas en el Libro Rojo editado por el Ministerio de Medio Ambiente, se subraya la necesidad de evitar la degradación del hábitat de la planta hospedadora y la de incluir las poblaciones de Buprestis sanguinea en un entorno natural protegido, libre de presión antrópica tanto agrícola como de futuras actuaciones urbanísticas1.

La zona donde los ecologistas han tenido ocasión de observar ejemplares de este escaso escarabajo se vería, sin embargo, directamente afectada por las obras de la nueva Estación de Aguas Residuales (EDAR) de Valdemoro. Sostienen desde Ecologistas en Acción-Espartal Valdemoro y ARBA Bajo Jarama que la parcela escogida, con una extensión de 82.090 m2, requerirá un movimiento de tierras de nada menos que 275.000 m3, lo que supondrá un terrible impacto en un entorno extremadamente sensible y con presencia de comunidades vegetales de incalculable valor botánico.

No en vano destacan que más de 85% de la parcela escogida por el Canal de Isabel II se localiza sobre hábitats naturales de interés comunitario. En este sentido recuerdan que el estudio de impacto ambiental en el que se basó la elección de la parcela estuvo plagado de notables deficiencias y llamativas omisiones, con el más que probable objetivo de subestimar el valor ecológico de los terrenos. Es el caso de los hábitats de conservación prioritaria, cuya incuestionable presencia pasó sospechosamente desapercibida al equipo de biólogos y ambientólogos contratado por el promotor. De persistir las intenciones de las autoridades regionales -tal y como se desprende de la aprobación inicial del Plan Especial de Infraestructuras- se cometería una injustificable violación de la legislación ambiental europea, particularmente de la “Directiva Hábitats”, norma comunitaria que vela por la integridad territorial de la Red Natura 2000.

En septiembre de 2009 los ecologistas presentaron un emplazamiento alternativo de la infraestructura situado fuera de la finca valdemoreña con el objetivo de evitar su enorme impacto ambiental. Sin embargo la propuesta fue rechazada sin una argumentación convincente. Con esta alternativa se pretendía igualmente salvaguardar los valores culturales y arqueológicos de los terrenos elegidos, pues no debe olvidarse que en 1995 “El Espartal” fue declarado “Bien de Interés Cultural” por la importancia y volumen de sus yacimientos.

Ecologistas en Acción-Espartal Valdemoro informa finalmente que el conjunto de irregularidades que envuelve este proyecto ha determinado la reciente intervención del Defensor del Pueblo que, una vez admitida a trámite la petición ecologista, ha reclamado información sobre estas anomalías a la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía de la Comunidad de Madrid.

ARBA Bajo Jarama Ecologistas en Acción-Espartal Valdemoro
Valdemoro, 9 de septiembre de 2013
Más información: Julio Martín 685 807 554
Enlaces de interés: http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/inventarios-nacionales/Buprestis_sanguinea_tcm7-187505.pdf