Las lagunas de Velilla necesitan una urgente regeneración

Esta mortandad es de septiembre de 2009, tuvieron que venir cuadrillas del Parque a retirar los peces ante el mal olor y los problemas sanitarios que se estaban generando. Desde entonces se han producido varios episodios similares aunque más localizados.

En los últimos años algunas de las lagunas del humedal del Picón de los Conejos-Raso-El Soto están siendo afectadas por procesos de eutrofización (aumento de nutrientes) y provocando una creciente degradación de la calidad del hábitat acuático. Este fenómeno está causando algunos problemas graves de degradación: menor presencia de aves acuáticas, mortandades de peces, mal olor… No todas las lagunas del humedal están afectadas con la misma intensidad, bien por que tienen mayor profundidad para ralentizar la eutrofización, o bien por que están recibiendo vertidos directos o indirectos de algún foto de materia orgánica (colectores, instalaciones ganaderas, fertilizantes, etc.).

El proceso se está acelerando en los últimos años, las mortandades de peces se suceden, algunas lagunas tienen un persistente exceso de algas y, consiguientemente, un descenso en el oxígeno disuelto. El hecho de que se trata de recintos acuáticos cerrados, en los que no se renueva el agua, es una grave limitación. Por este motivo, desde la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, hemos planteado a la Consejería de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Velilla de San Antonio que promuevan el aprovechamiento del fluido constante que le llega a la laguna de El Raso, de propiedad municipal, para poner en marcha un circuito de desagües en varias lagunas, y de esta forma provocar una cierta renovación de la masa de agua. El aporte natural que recibe la laguna del Raso se incrementa en verano con el agua que aporta el caz de riego que también desemboca en la misma laguna. Los detalles del circuito se pueden ver al final de este texto.

eutrofizacion-en-picon-conejos

Una fotografía aérea en cualquier época del año deja en evidencia el exceso de materia organiza que tienen algunas láminas de agua.

Hasta la fecha no hemos recibido ninguna respuesta. El entorno del humedal se encuentra sometido a una creciente presión de visitantes durante los meses de verano. Pero también hay un abuso del aprovechamiento del recinto en forma de prácticas de botellón, abandono de basuras, caza y pesca furtivas, etc. Cualquier mañana es posible encontrar más de un perro entrenándose para la temporada de caza.

Parece evidente que la materia orgánica que está llegando a las lagunas lo hace de manera desigual. En el Raso hay vertidos puntuales de material graso, probablemente procedentes de alguna explotación ganadera. Vertidos que han sido varias veces denunciados sin ninguna intervención. Son en todo caso vertidos ilegales, que no cuentan con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Tajo (que sólo tiene autorizado el vertido de la depuradora). Esperemos que un proyecto como este, de pequeño coste y altos beneficios, se imponga antes de que la laguna principal del Picón de los Conejos (la más afectada) acabe perdiendo definitivamente su capacidad de autodepuración.

picon-regeneracion-lagunas-junio-2013