La Junta Rectora se rehuye abordar los graves problemas del Parque del Sureste

Ni se informa del próximo Presupuesto para el Parque, ni se entrega el Plan Rector de Uso y Gestión que ya acumula trece meses de retraso, así se puede resumir la sesión de la Junta Rectora celebrada el 25 de octubre de 2000.

A pesar de que en el orden del día de la reunión que hoy celebraba la Junta Rectora del Parque figuraban asuntos tan importantes como la aprobación del Presupuesto para el año 2001 y el Plan Rector de Uso y Gestión, la reunión sólo ha servido para constatar la falta de voluntad de la Consejería de Medio Ambiente para desarrollar la recuperación ambiental de las 31.000 has del Parque Regional del Sureste.

En el caso del Presupuesto la Administración Regional ni siquiera ha entregado un simple papel a los asistentes a la reunión para poder debatir con rigor. Representantes de la Consejería han leído una relación de gastos previstos en actuaciones genéricas (restauración de riberas, de lagunas, etc.) sin detallar un solo proyecto.

El enunciado del Plan Rector de Uso y Gestión en el orden del día, ha sido todo un fiasco. Ni se ha entregado borrador alguno ni se conocen previsiones de aprobación a pesar de que su aprobación definitiva ya acumula trece meses de retraso. El anterior “reglamento”, el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), se aprobó en 1999, con más de cuatro años de retraso.

Se han aprobado tres nuevas graveras, al tiempo que se rechazaba la moción presentada por la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto” en la que solicitaba que se iniciara el traslado de graveras previsto en la Ley del Parque (Disposición Adicional Cuarta de la Ley 6/94). A pesar de que la moción tan sólo pretendía iniciar el expediente de traslado de seis instalaciones de este tipo que ocupan suelos incompatibles con esta actividad (ribera del río), carecen de licencia (planta de STEETLEY-MINORCO en el Puente de Mejorada del Campo) o producen continuos vertidos de barro al río (planta PEÑALVER junto al Puente de San Fernando, entre otras) y acumulan numerosas denuncias, la decisión de la Consejería de Medio Ambiente se ha limitado a rechazar la moción y aprobar la apertura de las nuevas graveras previstas.

En el colmo de despropósitos figura la autorización para el vallado de la finca “El Espartal”, en Valdemoro. Aprobación que se ha realizado a propuesta de la Consejería de Medio Ambiente, a pesar de las advertencias de que era una obra ilegal (denunciada el pasado 3 de octubre por nuestra Asociación), que lleva meses realizada y que incumple todos los requisitos establecidos en el PORN y la Ley del Parque para este tipo de obras, además de haber destruido parte del patrimonio histórico (fortificaciones de la Batalla del Jarama, de la Guerra Civil) y afectar a una colonia de lagarto ocelado (especie espacialmente protegida dentro y fuera del Parque.

Por otro lado no ha sido posible tratar sobre diversas mociones presentadas por numerosos ayuntamientos y grupos ecologistas, integrados en “Jarama Vivo”, que traban de resolver el grave problema de la caza en el Parque (especialmente la situación de cotos autorizados por la Consejería que afectan a suelos donde esta actividad está prohibida en la Ley 6/94), ni sobre los graves daños ocasionados al Manzanares por las obras de canalización encubierta que se han realizado en su tramo bajo. La excusa en este caso es que no encontraban las mociones. Lamentable excusa que demuestra la escasa voluntad e la Administración Regional por abordar soluciones a los problemas de este espacio supuestamente protegido.

En definitiva la Consejería ha realizado un gran esfuerzo para facilitar actividades económicas de dudosa legalidad y ha evitado cualquier iniciativa seria para intervenir en el desarrollo ambiental de la zona .


 

Más información:

Relato de la reunión