La gravera Los Angeles arrasa un yacimiento arqueológico en Ciempozuelos

El SEPRONA ha presentado denuncia ante el juzgado de Valdemoro contra el Director Gerente y Consejero Delegado de la empresa Gravera Los Angeles por un delito contra el patrimonio histórico, tipificado en el artículo 323 código penal. Los hechos tienen su origen en una denuncia presentada por el Ayuntamiento de Ciempozuelos advirtiendo que la citada empresa estaba extrayendo arena en una parcela (denominada “Tranzones III”) para la que no tenía autorización. El escrito del Ayuntamiento consideraba legalizadas las explotaciones cercanas de “Tranzones I y II”

La zona afectada estaba pendiente de ser estudiada por técnicos regionales al tratarse de un parque arqueológico protegido por una orden regional de 1991. Según las primeras prospecciones, constaba de restos pertenecientes a la edad del bronce, al Imperio Romano y a la época medieval.

La Consejería de Cultura y Deportes ordenó el pasado 29 de abril de 2004 la suspensión inmediata de la actividad extractiva en la nueva parcela. No se tienen noticias de intervención alguna de la Consejería de Medio Ambiente (con competencias sobre disciplina ambiental, declaraciones de Impacto Ambiental y de la Administración del parque Regional del Sureste) ni de la Dirección General de Minas. La empresa Gravera Los Angeles sólo ha tramitado, ante la Junta Rectora del Parque del Sureste, una autorización para instalar un depósito de gasóleo (autorizado el 14/1/2003). La única declaración ambiental conocida (“Tranzones II”) se publicó en el BOCM el 13/7/2003 pero no fue informada por la Junta Rectora del Parque del Sureste.