La finca El Piúl canaliza un trama del río Jarama

Aguas abajo de Velilla de San Antonio, junto al humedal catalogado de Miralrío, se ha desviado el curso del río y se ha canalizado el cauce. El objeto aparente de estos trabajos es la protección contra erosión de la margen derecha del río (finca agrícola de El Piúl), con las obras realizadas se ha creado una caja artificial de cauce por donde discurre el agua de modo rectilíneo y con velocidad constante, han desaparecido los remansos y pozas de toda la zona, produciéndose, igualmente, un importante arrastre de materiales en tanto se realizaron los trabajos. El desplazamiento del cauce, respecto a su estado anterior es de unos 50 m.

Sin perjuicio de lo dispuesto en otras legislación general y sectorial, este tipo de actuaciones están expresamente prohibidos en la Ley 6/94, de 28 de junio (art. 28.3.d) y en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), aprobado por el Consejo de Gobierno el 11 de febrero de 1999 (BOCM del 3 de marzo), apartados 10.2.3.k) y 12.2.2. g), k), l), p), q). Por otro lado no ha sido tramitado ningún informe sobre estas actividades ante la Junta Rectora, ni sa ha llevado a cabo la Evaluación de Impacto Ambiental prevista en la Ley 10/1991, de 4 de abril.

La destrucción del cauce del río, su desvío, o el aprovechamiento incontrolado de sus recursos se ha convertido desde hace tiempo en una práctica habitual que sólo se puede atajar con la aplicación rigurosa de la legislación, en la misma proporción que el daño cometido. Desde la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto” se han presentado diversas denuncias ante la Confederación Hidrográfica, el SEPRONA, la Consejería y la Fiscalía de Medio Ambiente. En la denuncia se propone, además de la aplicación de las sanciones máximas previstas en la legislación, la aprobación de un Plan de restauración de la ribera con objeto de evitar la erosión de los taludes, mediante la plantación de especies arbóreas que fijen los suelos.

canalizacion_jarama_grande

Vista parcial del tramo fluvial canalizado por la empresa agrícola que gestiona la finca de El Piúl. Al fondo los cantiles de El Piul.