La Comunidad de Madrid proyecta desdoblar un tramo de carretera que carece de problemas de tráfico

El despilfarro afectaría al tramo de la M-506 entre San Martín de la Vega y Arganda, que es uno de los de más baja intensidad de tráfico de la Consejería de Transporte

En pleno mes de agosto la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid ha sacado a información pública el proyecto de desdoblamiento del tramo de la carretera M-506, entre San Martín de la Vega y Arganda del Rey. El citado tramo transcurre por los suelos protegidos del Parque Regional del Sureste y de la Red Natura 2000. Durante el mes de agosto se pueden presentar las alegaciones a este proyecto, cuya ejecución podría elevarse a unos 70 millones de euros.

La justificación del proyecto se establece en “…los problemas de seguridad, y comodidad potenciados por la elevada intensidad del tráfico pesado con origen o destino en las graveras y plantas de hormigón existentes en la zona, además del que generan los polígonos industriales de Arganda del Rey…” . Es decir se trata de un tramo con serios problemas derivados de la intensidad de tráfico, especialmente de transporte pesado. Cualquiera que sea usuario habitual de esta vía sabe perfectamente que congestión y que el tráfico pesado se ha reducido notablemente en los últimos años, siendo casi marginal en estos momentos.

El proyecto maneja datos y previsiones sobre intensidad del tráfico desfasados o directamente falseados. Según datos de la propia Consejería de Transporte la intensidad del tráfico se ha reducido notablemente entre 2007 y 2010 (últimos datos de tráfico que ofrece el proyecto), acentuándose entre 2010 y 2013 según datos oficiales al alcance de cualquiera. El tramo citado tiene incluso una intensidad media (3.793 en 2013) por debajo de la media de las carreteras secundarias de la Comunidad de Madrid (4.397)[1].

Las anteriores cifras de reducción en la intensidad del tráfico aún se reducirán más con la práctica desaparición de las últimas explotaciones mineras en el Parque Regional del Sureste, cuyas reservas de áridos se agotarán definitivamente en unos 2-4 años[2]. El tráfico pesado procedente de los polígonos industriales de Arganda languidece en la misma medida que el cierre de industrias en todo ese sector. Es decir, muy probablemente el día de la inauguración ni siquiera sería posible observar el paso de algún camión de los que se apuntan como un “problema” actual.

Los colectivos ecologistas del Sureste Madrileño (ARBA, Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”,  Ecologistas en Acción, Grama y Jarama Vivo) hemos solicitado que devuelva el proyecto al promotor porque consideramos este proyecto como un auténtico delirio de la Administración Regional, innecesario y derrochador de dinero público. Los únicos beneficiados serán las empresas constructoras que lo llevarían a cabo, confirmando una vez más que este modelo de desarrollo sólo puede explicarse en el ámbito de la corrupción que galopa sin control por toda la administración.


 

Mas información: pulsando aquí se accede a la página del IMD 2013 donde se comprueba que la intensidad del tráfico es marginal en el tramo que se quiere desdoblar

[1] Ver página 31 del documento IMD (Intensidad Media Diaria) para 2013, editado por la Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid y accesible en www.madrid.org

[2] http://www.ciccp.es/biblio_digital/Urbanismo_I/congreso/pdf/040201.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *