La Administración Regional fomenta la caza ilegal en este espacio protegido

Desde 1994 está prohibida la actividad cinegética en numerosos parajes del Parque Regional del Sureste de Madrid, entre ellos las lagunas y cantiles más protegidos por la legislación regional. Un año más, la Consejería de Medio Ambiente tolera la caza en muchos parajes donde esta actividad está prohibida por una Ley Regional, mediante la autorización administrativa de acotados de caza, en flagrante vulneración de las leyes que regulan este espacio protegido y la actividad cinegética.

La caza que se practica en el Parque Regional del Sureste esta lejos de ser compatible con los objetivos de conservación que se reservaron para este entorno natural. Se ha convertido sencillamente en un abuso tolerado y fomentado por la Consejería de Medio Ambiente, que además supone un peligro para la seguridad de paseantes en zonas dénsamente pobladas.

Según datos oficiales de la Administración Regional en este espacio protegido todavía siguen funcionando un total de 38 acotados de caza que ocupan casi el 80% del territorio protegido. Al menos 15 de estos cotos de caza ocupan suelos donde está expresamente prohibida esta actividad por la legislación del Parque Regional del Sureste.
Desde su entrada en funcionamiento, en octubre de 1997, la Junta Rectora del Parque nunca ha sido informada de ningún asunto relacionado con esta actividad, ni ha informado de los PAC (Planes de Aprovechamiento Cinegético) a pesar de que así lo prevén las diferentes órdenes anuales de veda, en su artículo 21.

En ocasiones la situación ha llegado al disparate, al tratar los máximos responsables de la Consejería de Medio Ambiente de justificar tanta actividad de caza, argumentando que se trata de actividades de gestión e investigación científica, la única excepción, extraordinaria, que prevé la legislación del Parque para la captura de ejemplares de fauna en los suelos incompatibles con esa actividad. La Administración Regional siempre ha rechazado informar sobre estos permisos para actividades científicas (que requieren autorización administrativa) y la extraña conducta y atuendo de los “investigadores” autorizados, más propio de cazadores locales en busca de presas.

La última iniciativa de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid consiste en la tramitación de un Plan de Ordenación Cinegética para todo el Parque del Sureste, en el que se pretende incluso legalizar la caza en lugares está exprésamente prohibida por la Ley 6/94 (Zonas C), mediante el argumento de que “tienen vocación cinegética”. Una burla legal que, de llevarse a cabo, daría lugar a las correspondientes denuncias ante los tribunales.

Mientras tanto el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) acumula ya un retraso de nueve (9) años respecto a la fecha prevista para su entrada en vigor. Diversos colectivos ecologistas del Sureste de Madrid llevamos a cabo una campaña sostenida desde hace años exigiendo de la Administración Regional el respeto a las leyes que se aprueban en la Asamblea de Madrid.

Este comunicado lo suscriben los siguientes colectivos: ASOCIACIÓN ECOLOGISTA DEL JARAMA “EL SOTO” – ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DEL BOSQUE AUTÓCTONO (ARBA) – ASOCIACIÓN NAUMANNI – ECOLOGISTAS EN ACCIÓN –GRUPO DE ACCIÓN PARA EL MEDIO AMBIENTE (GRAMA) – JARAMA VIVO – PLATAFORMA O2O3 – PLATAFORMA SALVEMOS EL HENARES.