Jarama Vivo se reunió con el Ayuntamiento de San Sebastian de los Reyes para prevenir impactos ambientales en los nuevos desarrollos urbanísticos

Una representación de la plataforma Jarama Vivo se reunió con el concejal de urbanismo de San Sebastián de los Reyes, Ruben Holguera, el pasado 14 de octubre, para exponerle la gran preocupación de esta plataforma de defensa ambiental ante los nuevos desarrollos urbanísticos.

En noviembre de 2002 Jarama Vivo denunció públicamente, y ante la Confederación Hidrográfica del Tajo, la destrucción y entubamiento de un amplio tramo del arroyo Quiñónez (ver fotografía adjunta), como consecuencia del desarrollo urbanístico de la Dehesa Vieja. La reunión se ha celebrado para tratar de evitar este tipo de consecuencias en la nueva actuación de Los Tempranales, que podría afectar al mismo arroyo Quiñónez y al de Valdeconejos.

El concejal de urbanismo se ha comprometido con Jarama Vivo a respetar y recuperar la masa forestal presente en torno al parque que conforman estos dos arroyos. Igualmente el Ayuntamiento recuperará parte de la huerta Fermín para huertos de ocio, así como los manantiales que nutren al arroyo. La cercanía de las nuevas viviendas a la Dehesa Boyal oscilará entre 200 y 600 metros, franja en la que se ubicará un parque que hará las veces de colchón protector sobre la dehesa.

Jarama Vivo considera desmesurado el crecimiento urbanístico de la localidad, que tan sólo responde a los intereses de los propietarios, promotores urbanísticos y el incremento recaudatorio del Ayuntamiento. Al igual que el conjunto de la corona metropolitana es un escenario de especulación y negocios del ladrillo ajeno a los intereses de los vecinos y perjudicial para su calidad de vida. Los compromisos expresados en la reunión con el representante municipal podrían servir para minimizar la depredación ambiental que acompaña a este tipo de crecimientos.

Jarama Vivo solicitó del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes un posicionamiento contrario al cierre previsto de la M-50, que afectaría directa o indirectamente al arroyo Viñuelas (Lugar de Interés Comunitario y Red Natura 2000), Monte Viñuelas (Parque de Guadarrana y Reserva de la Bioesfera por la UNESCO), y Dehesa Boyal.