Jarama Vivo ascendió al Ocejón para reclamar ríos vivos

 

Dentro de los actos convocados por la Coordinadora Contra Grandes Trasvases (COAGRET), una representación de los colectivos desubida Ocejón. Campaña por ríos Jarama y Sorbe vivos” defensa ambiental de “Jarama Vivo” ascendió el domingo 13 de julio al pico Ocejón (el más alto de Guadalajara, con 2.048 m.). La campaña de COAGRET, ”Cumbres Solidarias” es una iniciativa que pretende llamar la atención acerca de las graves consecuencias que acarreará la actual política hidrológica basada en la especulación y la construcción de grandes obras hidráulicas. La iniciativa participa de los actos programados por COAGRET en defensa de una “NUEVA CULTURA DEL AGUA”.

”Cumbres Solidarias” es una iniciativa a escala nacional a la que se han sumado también algunos grupos del resto de Europa. El día elegido, 13 de julio, cada grupo participante ascendió una cumbre donde realizararon fotografías para incorporarlas a un álbum que se publicará en internet.

La ascensión al pico Ocejón la llevó a cabo un grupo de seis participantes, mientras otro grupo se concentraba en el área recreativa de Valverde de los Arroyos. Bajo el lema “Contra el PHN, por la nueva Cultura del Agua, Jarama y Sorbe Vivos” además de apoyar la reivindicación común, se pretendía llamar la atención sobre las amenazas y problemas que acosan a los dos ríos cuyos valles domina el pico Ocejón. Como venimos denunciando desde hace tres años, los cauces del Jarama y otros ríos de la vertiente de Guadalajara (Sorbe y Henares) se encuentran agotados en sus caudales por el derroche de agua y la gestión mercantil y de acaparamiento del recurso que practican las empresas de suministro (Canal de Isabel II y Mancomunidad del Sorbe), hasta el punto de ser habitual la desecación de grandes tramos de los cauces.

Es urgente una intervención de las instituciones que ponga freno a la escala actual en los consumos, en la agricultura, en la jardinería municipal, en plantas térmicas (cinco proyectos en marcha), en complejos de ocio (en la actualidad, y en la Comunidad de Madrid, funcionan un total de 27 campos de golf, estando prevista la construcción inminente de varios complejos similares, algunos promovidos por la propia Administración Regional), etc. Esta situación, insostenible e irresponsable, acabará convirtiendo el patrimonio público de los ríos madrileños en un recuerdo de postales.