En la constitución y primera reunión del Patronato del Parque Nacional de Guadarrama

En la tarde de ayer lunes 9 de junio se constituyó y se celebró la primera reunión del Patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. El Consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y presidente del patronato pasó a votar la memoria y el plan de actuaciones sin permitir debate. A las quejas de los representantes ecologistas, Sarasola contestó que “él era el Presidente y quien determinaba las formas de diálogo y debate”. Los representantes ecologistas consideran que estas maneras antidemocráticas dejen sin contenido el patronato que es la participación.

 En la tarde del lunes 9 de junio en las instalaciones del Centro de Educación Ambiental (CENEAM) ubicadas en Valsaín (Segovia) se constituyó y se reunió por primera vez el patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. El patronato es el órgano de participación de la sociedad en este espacio protegido. Entre sus funciones están la de aprobar la memoria anual de actividades o informar la programación anual de actividades (art. 12 de la ley 7/2013 de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama). Sin embargo, ayer no se pudo debatir libremente y se forzó una aprobación sin debate previo.

El orden del día muy escueto, a parte de la constitución y del apartado de ruegos y preguntas sólo incluía un punto, la presentación de la memoria 2013 y del plan de actuaciones 2014. Tras la exposición, por parte de la codirectora del Parque Nacional de Castilla y León (Patricia Riquelme) y del codirector de la Comunidad de Madrid (Pablo Sanjuanbenito), Sarasola que ejerce como presidente del órgano, pasó directamente a la votación sin permitir turno de palabra a los miembros del patronato. Ante las quejas de los representantes ecologistas que solicitaron su derecho a exponer su valoración de la documentación antes de pasar a la votación, Sarasola contestó que eso se haría en el punto de ruegos y preguntas. Sólo permitió hablar para manifestar los votos contrarios, algo que hicieron únicamente los representantes ecologistas.

De esta forma se pasó a aprobar la documentación sin permitir exponer los múltiples errores, irregularidades y vacíos que contienen la memoria y el plan de actuaciones. En el turno de ruegos y preguntas, ya aprobada la documentación y por tanto extemporánea cualquier manifestación al respecto, se permitió hablar a los representantes ecologistas. En el uso de la palabra se aprovechó para reiterar la vulneración de los derechos de los miembros del patronato, lo que había impedido cumplir adecuadamente sus funciones. A estas quejas Borja Sarasola respondió que “él era el Presidente del Patronato y quien determinaba las formas de diálogo y debate”. A la replica de los representantes ecologistas que le recordaron que por encima del Presidente está la ley y los derechos democráticos de participación, sólo recibieron por contestación una sonrisa burlona.

Sarasola tampoco respondió a ninguna de las preguntas que se realizaron sobre algunos problemas de  masificación del Parque Nacional, compatibilidad de usos entre ciclistas y senderistas, acreditación de las personas que están marcando las rutas ciclistas, coordinación entre las tres guarderías forestales involucradas (agentes forestales de la Comunidad de Madrid, agentes medioambientales de Castilla y León y agentes de los montes de Valsaín), etc.

A juicio de los representantes ecologistas, estas maneras antidemocráticas dejen sin contenido el patronato y su esencia que es la participación de la sociedad en el Parque Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *