El Sur de la Comunidad de Madrid se está convirtiendo en una gran escombrera

El abandono de residuos y escombros en el medio natural en la Comunidad de Madrid se ha convertido en un grave y creciente problema sanitario y ambiental sin que las administraciones estén tomando medidas eficaces para atajarlo. En el Parque Regional del Sureste se han utilizado lagunas como vertedero de industrias, incluso para abandonar vehículos. Pero en los últimos años esta situación se está incrementando peligrosamente creando en algunos lugares un paisaje de vertidos, suciedad, malos olores y riesgos ambientales. Muchos de estos vertidos se producen en las inmediaciones de las riberas de ríos como el Jarama, en San Fernando de Henares, o en el río Guadarrama en Móstoles o Arroyomolinos. Aunque muchos de estos vertederos aparecen en espacios protegidos las administraciones con competencias en materia de residuos no están atajando estas situaciones.

Recientemente la Confederación Hidrográfica del Tajo ha presentado denuncia contra el Ayuntamiento de San Fernando de Henares por no retirar los residuos de la ribera del Jarama, junto al puente de la A2. Se trata de un ejemplo de lo que sucede en muchas partes de la Comunidad de Madrid, donde se va consolidando un vertedero año tras año ante la indiferencia de las administraciones. Los datos demuestran un crecimiento imparable de estas situaciones. Las denuncias del Ayuntamiento de Madrid por estos vertidos se han incrementado en un 63% en 2021. Las basuras en varios kilómetros del cauce del río Guadarrama es una imagen impropia de un país europeo y de una región supuestamente próspera. El abandono de residuos de amianto en el Sur sigue sin control, las escombreras en Vallecas o en localidades del Sur son un paisaje consolidado desde hace tiempo, etc.

La legislación de residuos (Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular) establece que las competencias en inspección, vigilancia y retirada de estos vertidos corresponde a las administraciones locales (art. 12.5). Lamentablemente muchos ayuntamientos siguen considerando que sus funciones terminan donde acaba la última calle de la localidad y se desentienden de esta responsabilidad. La Administración Regional tiene también competencias derivadas de sus obligaciones de conservación de los espacios protegidos (Red Natura 2000, parques regionales, etc.). Incluso la Confederación Hidrográfica del Tajo debería mejorar sus servicios de vigilancia e inspección fluvial para evitar el lamentable espectáculo de algunos cauces.

El abandono de residuos en el medio ambiente tiene un origen económico, además de cultural. Las empresas que abandonan estos materiales lo hacen porque supone una ganancia añadida, al ahorrarse los costes ya facturados por la eliminación en vertedero controlado. Muchas de estas escombreras acogen residuos peligrosos de origen industrial, sustancias que se filtrarán en el subsuelo o en los cercanos ríos. Estamos ante un grave problema ambiental y sanitario.

Consideramos que es urgente que desde la Administración Regional de Madrid, los ayuntamientos y desde la Federación Madrileña de Municipios se aborden medidas urgentes que pongan fin a la actual escalada en el abandono de residuos, por ejemplo:


Más información:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.