El agua de la laguna El Soto de las Juntas también se “pudre”

Desde hace semanas los numerosos visitantes que recibe la laguna de El Soto de las Juntas vienen advirtiendo del mal estado de este humedal. Malos olores, fuerte color del agua, ausencia de aves acuáticas… Al igual de lo que hace años ocurre en otros humedales estamos ante un proceso de eutrofización, por descomposición de las algas presentes en el agua. Muchas lagunas del Parque del Sureste ya sufren estacionalmente este fenómeno que casi siempre desemboca en mortandades de peces y en la caída de la calidad ecológica de todo el entorno. La Consejería de Medio Ambiente conoce el problema, las causas y las posibles soluciones, pero se inhibe de intervenir a pesar de ser la administración encargada de la conservación del Parque Regional del Sureste y de la Red Natura 2000.

El Parque Regional del Sureste alberga más de un centenar de lagunas que en conjunto constituye un importante ecosistema con una superficie cercana a las 400 hectáreas de láminas de agua. Estos valiosos humedales tienen su origen en la actividad minera que hubo en la zona durante la segunda mitad del pasado siglo. Muchas de estas lagunas son habitualmente visitadas por muchos vecinos y aficionados a la ornitología.

En la actualidad muchas de estas lagunas ofrecen un espectacular desarrollo del bosque de ribera que contrasta con la creciente degradación de la calidad de las aguas. Las aguas se “pudren” por la descomposición de las algas emitiendo malos olores y un color opaco, en ocasiones provocan la mortandad de los peces que habitan el humedal. Esta degradación de la calidad ecológica ya se hace presente en muchas lagunas del Parque del Sureste, el resultado es la desaparición de las aves acuáticas y la reducción de visitantes. La causa de este fenómeno creciente tiene que ver con el exceso de materia orgánica en el agua, probablemente provocada por una combinación de factores, entre ellos la presencia de fertilizantes y fitosanitarios empleados durante décadas en los suelos agrícolas (ver en pag. 93 y otras  del Plan de Actuación de Humedales).

La laguna de El Soto de las Juntas se encuentra en el estratégico encuentro de los ríos Jarama y Manzanares, en Rivas Vaciamadrid. Un lugar muy visitado, al que incluso se puede llegar en Metro.

La situación del Soto de las Juntas y de otras lagunas requiere de una intervención urgente de la Consejería de Medio Ambiente. Hace falta un plan que frene estos procesos y recupere el valor ecológico y biológico de los humedales, el más importante ecosistema del Parque Regional del Sureste. Desde hace años los grupos ecologistas venimos denunciando este abandono y la inhibición de la Administración Regional frente a vertidos, procesos de eutrofización o la casi nula vigilancia de estos parajes, sometidos a usos intensivos, mascotas sueltas, etc. Los grupos ecologistas Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción, Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) y Jarama Vivo exigimos de la Consejería de Medio Ambiente un plan de recuperación que frene definitivamente esta degradación, atendiendo a criterios científicos, sin descartar la renovación de la masa de agua a partir de caudales fluviales cercanos (ver ejemplo en la pag. 123 del informe de la Universidad de Alcalá de Henares sobre los humedales de Velilla de San Antonio). La red de humedales más valiosa de la Comunidad de Madrid está en riesgo grave y necesita de medidas urgentes de la Administración encargada de la conservación de estos espacios protegidos.


Ejemplos de mortandades de peces por fenómenos de eutrofización en lagunas del Parque Regional del Sureste:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *