El Ayuntamiento de Velilla de San Antonio promueve dos pelotazos urbanísticos en suelos protegidos

Un nuevo barrio de 600 viviendas y un nuevo polígono industrial de 35 hectáreas promueve el Ayuntamiento de Velilla de San Antonio. Lo hace a pesar de que esta localidad tiene un notable excedente de viviendas que no se venden, con varios sectores urbanísticos medio abandonados, con capacidad para cerca de 2000 viviendas, o con dos polígonos industriales que tienen una baja tasa de actividad.

El Ayuntamiento de Velilla de San Antonio facilitará un buen negocio para algunos propietarios y una nueva losa económica sobre las finanzas municipales, que tendrán que hacer frente al coste de accesos, servicios, mantenimiento de zonas comunes, etc. El delirio de estos proyectos se puede comprobar igualmente por la localización que se pretende. La nueva zona residencial está aislada del casco urbano por una circunvalación y un arroyo, en el caso del polígono industrial los suelos “afortunados” se localizan en los límites del término municipal, a 2 Kms de cualquier parte urbanizada, y junto a una autopista de peaje (R3) que casi nadie usa, motivo por el que intentan rescatarla (con dinero público).

La iniciativa del Ayuntamiento de Velilla de San Antonio, gobernado por el PP, se encuentra en la fase de consultas previas y tiene por objeto “sectorizar” dos áreas, el Sector XXVI (para 600 viviendas) y el Sector XXVII (nuevo polígono industrial). De consumarse la sectorización los propietarios de estas parcelas habrían elevado notablemente el valor de sus terrenos al incorporar el derecho de urbanización.

Velilla de San Antonio es una localidad de la periferia de Madrid a la que el final de la burbuja inmobiliaria dejó con un gran número de sectores aprobados para su inmediata urbanización: Sector XVII (564 viviendas previstas), Sector XXIII (1200 viviendas pendientes de construir + 300 construidas y que no terminan de venderse desde hace años), Sector XVIII (245 viviendas previstas), Sector XII (suelo industrial sin desarrollar). No se entiende que con esas reservas de suelo el Ayuntamiento se dedique a promover pelotazos tan descarados. No hay una sola razón, argumento o cifras en la documentación presentada por el promotor que justifique la operación, o que informe de la capacidad de acogida residencial o de actividad industrial-comercial que aun tiene la localidad.

Resulta lamentable comprobar cómo aun hay instituciones que, en lugar de defender el interés general, se ponen al servicio de operaciones especulativas sin importarles el perjuicio a los ciudadanos o al entorno. La localidad se encuentra dentro del Parque Regional del Sureste y de Zona de Especial Conservación (ZEC) “Vegas y Cuestas del Sureste”, que forma parte de la Red Natura 2000.

Los grupos de defensa ambiental que trabajamos en el ámbito del Parque Regional del Sureste (ARBA, Ecologistas en Acción, GRAMA, Jarama Vivo y nuestra asociación) vamos a ser especialmente beligerantes con estos atropellos, protagonizados por gestores que aun se resisten a abandonar un modelo de crecimiento que se ha demostrado gravemente perjudicial para los ciudadanos y para las instituciones públicas.

Velilla-sectores