El Ayuntamiento de Arganda promueve la creación de un vertedero de escombros en una antigua gravera

La Junta Rectora del Parque del Sureste aprobó el pasado 14 de enero la propuesta del Ayuntamiento de Arganda del Rey para crear un vertedero de escombros y tierras procedentes de las obras de la localidad y de las que se llevan a cabo en la R-3, actualmente en construcción junto a la localidad. La tramitación del acuerdo se ha realizado sin tramitar la correspondiente modificación del Plan de Restauración original de la gravera y obviando la obligación de trámite de Evaluación de Impacto Ambiental, según establece la Ley /2002 (de Evaluación de Impacto en la Comunidad de Madrid) en el supuesto recogido en el apartado 86 del anexo 2. La autorización del vertedero ha sido tramitada formalmente por ÁRIDOS TRUSAN Y SOCIEDAD LOS CANTILLOS S.A, con el respaldo del Ayuntamiento de Arganda del Rey.

Al margen de estos incumplimientos legales, el vertedero podría convertirse en una nueva edición del macro-basurero de La Aldehuela (ver noticias y fotos en esta página), autorizado inicialmente con mayores garantías (se tramitó como modificación de un Plan de Restauración minero) y convertido en receptor de miles de toneladas de toda clase de residuos. La ausencia de controles públicos eficaces para garantizar la procedencia y la naturaleza de los vertidos podría desembocar en un nuevo negocio privado, cuya rentabilidad se apoyaría en la aceptación del mayor volumen de residuos.

Los escombros y otros residuos, procedentes de Arganda del Rey, ya dieron lugar a la colmatación (ilegal pero tolerada) de la laguna Trabit, en Velilla de San Antonio, a lo largo del año 1999, cuando la empresa Sánchez Primo estuvo cerca de ocho meses depositando sus residuos en el citado humedal sin ninguna intervención de la Administración Regional, ni del Ayuntamiento de Arganda del Rey. En la actualidad el humedal está enterrado bajo miles de toneladas de escombros y otras “tierras”.