Día de los humedales. Poco que celebrar en la Comunidad de Madrid.

El 2 de febrero es el Día Mundial de los Humedales, fecha en que se firmó en 1971 el Convenio sobre los Humedales, a orillas del Mar Caspio, en la ciudad iraní de Ramsar. Uno de los principales logros de este Convenio, también llamado Ramsar, ha sido la creación de la lista de humedales de importancia internacional. Dicha lista está compuesta por 2.414 humedales de 171 países con una superficie de 254.540.512 hectáreas.

El Estado español se adhirió al Convenio el 4 de septiembre de 1982, y hasta la actualidad (febrero 2021) ha incorporado a la Lista de Humedales de Importancia Internacional 75 zonas húmedas con una superficie de 304.541 hectáreas entre las que destacan parques nacionales como Doñana y Tablas de Daimiel y lagunas como Villafáfila, y Gallocanta.

Mortandad de peces en 2007, laguna El Porcal.

Sin embargo resulta evidente la grave situación en que se encuentran la mayoría de nuestros humedales, los cuales durante siglos han sido considerados como eriales y zonas insalubres, por lo que fueron objeto de continuos planes de desecación. Concretamente en las últimas décadas han desaparecido el 60 % de las zonas húmedas del Estado español, debido a desecaciones y ocupaciones producidas por la actividad agrícola, la extracción de aguas fluviales y subterráneas, los vertidos de aguas contaminadas y residuos, y la construcción de infraestructuras de transporte y urbanizaciones en sus márgenes. Zonas húmedas especialmente protegidas como Doñana o las Tablas de Daimiel están en grave riesgo de conservación por la sobreexplotación ilegal y consentida de las aguas subterráneas.

En la Comunidad de Madrid hay una amplia representación de lagunas, la mayoría localizadas en el Parque Regional del Sureste. Más de un centenar de lagos que suman más de 400 has. Tienen su origen en las explotaciones mineras que actuaron hasta hace una década. Estas lagunas se han naturalizado, muchas de ellas están especialmente protegidas en el Catálogo Regional de Humedales, en Velilla de San Antonio todas, con la excepción de la laguna municipal. Pero son protecciones formales, que rellenan páginas del BOCM pero que no impiden abusos ni usos intensivos. Y es que la Consejería de Medio Ambiente, como en otros muchos temas que tengan que ver con la conservación, mira para otro lado… Esto no interesa, pues no hay negocios ni intereses económicos a los que servir. Así es el dogmatismo liberal de los que nos gestionan el medio ambiente.

Cuando los humedales están bien conservados albergan una notable biodiversidad, especialmente en aves acuáticas. En la foto una garza real, especie habitual de los humedales del Parque Regional del Sureste.

Los humedales del Sureste Madrileño están desde hace tiempo en grave proceso de degradación de sus aguas. El mejor ejemplo lo tenemos en Velilla de San Antonio. También se ha detectado el mismo problema en Las Islillas y, más recientemente en la Laguna del Soto de las Juntas (Rivas). Una detrás de otra van ofreciendo los mismos síntomas de eutrofización: malos olores, mortandades de peces, ausencia de aves acuáticas, etc. A pesar de que se trata de un problema conocido y creciente la Consejería de Medio Ambiente se limita a ignorarlo o a retirar los peces muertos.

Las aves son sin duda el grupo más numeroso de especies afectado por la destrucción de las zonas húmedas, ya que casi la mitad de las especies que actualmente se pueden considerar en peligro de extinción dependen en mayor o menor medida de las zonas húmedas.

Especial mención merecen ocho especies de aves: avetoro, garcilla cangrejera, cerceta pardilla, porrón pardo, malvasía, águila pescadora, torillo y focha cornuda. Todas ellas se encuentran en peligro de extinción, entre otras causas por la alteración y progresiva degradación de las zonas húmedas.

La situación de la fauna ictícola es aun más grave. Prácticamente todas las lagunas del Parque Regional del Sureste albergan numerosas especies de peces que en su mayoría son de especies invasoras: siluros, carpas, peces gato….

La recuperación y conservación de nuestros humedales no sólo es una contribución a la biodiversidad, es también un factor de calidad de vida para las poblaciones ribereñas. Necesitamos que las administraciones cumplan con su obligación, apliquen recursos, divulguen los valores y lleven a cabo programas de educación ambiental. Necesitamos frenar este proceso de degradación.


Más información:

Lagunas de Velilla de San Antonio
Última mortandad de peces en humedal de Velilla
Eutrofización en el Soto de las Juntas

One Response to Día de los humedales. Poco que celebrar en la Comunidad de Madrid.

  1. maria jose dice:

    Gracias por denunciarlo y mantener a la gente informada. Es una pena que no haya mas informacion porque tener agua cerca de nuestros nucleos urbanos es un lujo que deberiamos de cuidar y respetar. Desde los colegios, los periodicos y redes sociales.
    Animo por el trabajo que haceis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *