Consejo de pesca 2019: continúa la rutina mientras agonizan los ríos y las especies piscícolas

El 30 de octubre de 2019 se reunía el Consejo de Pesca un año más. Con el habitual orden del día: las estadísticas de caída de licencias y permisos, los cambios ara la orden de vedas (cambios de maquillaje ya acordados previamente con los gestores de los cotos consorciados). Si hubo alguna novedad en el orden del día se refería al último estudio sobre introgresión genética de las truchas. Más allá del estudio completo se ofrece un resumen y una valoración de la situación, es parecido a lo que se ofrece cuando se hacen estudios de poblaciones o de estado conservación de hábitat fluviales: resúmenes. No se informa por ejemplo de la evolución histórica de estos fenómenos, poblaciones o estudios de calidad. Si uno quiere acceder al estudio completo, incluso a la mera consulta, se encontrará con una barrera: se trata al parecer de datos e informaciones clasificadas que pueden exponerse al conocimiento público. Véase los casos 13 y 6 pulsando aquí.

A esta sesión del Consejo no asistimos desde la representación de los colectivos conservacionistas. La razón era relativamente sencilla. En 11 años hemos presentado decenas de propuestas, documentos, etc. Iniciativas siempre dirigidas a que el Consejo de Pesca de la Comunidad de Madrid tratara de los problemas de los ríos, de la situación crítica de las especies nativas, del modelo de pesca que se practica (baso en la compra-suelta-paga-pesca). Siempre nos han ignorado, pero no nos importaba si finalmente la Administración Regional tomaba iniciativas (dentro o fuera del Consejo). El 4-9-2019 remitimos un a comunicación al nuevo Director General de Medio Ambiente, Luis del Olmo, le proponíamos cambios en la rutina del Consejo y que empezara a abordar nuevas líneas de trabajo, hasta 11 referidas a caudales, barreras fluviales, situación de las especies nativas, contaminación, desecación de cauce, pasos naturalizados para peces…. Tampoco tuvimos una simple y protocolaria respuesta. Visto que la Consejería de Medio Ambiente no estaba dispuesta a responder y, aun menos, a cambiar sus rutinas decidimos una ausencia técnica y la hicimos pública. El Consejo de Pesca no quiere dedicar su tiempo a los ríos, las especies o el modelo de pesca. Sus esfuerzos, recursos y tiempo se dedican a atender las necesidades y demandas de los cotos consorciados (intensivos). Es un órgano estéril para abordar las prioridades de conservación que debería guiar la actuación de una administración pública

A lo largo de 2019-2020 hemos seguido insistiendo, enviando propuestas monográficas para recuperar ríos. Así el 8-11-2019 presentamos ante la Dirección General de Medio Ambiente el informe-propuestas sobre el Tajuña, el 3-2-2020 el correspondiente al Guadalix y el 27-3-2020 el correspondiente al Henares. Ninguna de estas propuestas, basadas en la toma de de cientos de datos, tampoco mereció interés por parte de los responsables la Consejería de Medio Ambiente. Lamentablemente el Consejo de Pesca es un instrumento actualmente inútil para la conservación ambiental, nada que ver con el trabajo que, mejor o peor, llevan a cabo desde hace años en la mayoría de las comunidades autónomas de nuestro país.

El desarrollo del Consejo era más de lo mismo. Que “que hay de lo mío”, que me dejen pescar más en mi coto…. También algunos datos que ponen de manifiesto la baja estima social que tiene entre los madrileños acercarse a pescar a los ríos de esta Comunidad: las licencias de pesca son menos de la mitad que hace 20 años (y no descienden más porque los últimos años se expiden conjuntamente para otras comunidades), Los permisos para los cotos son la mitad que hace 6 años. Hay también un incremento de las sanciones, tres veces más que en 2016.

Como otras veces, se ofreció una versión extremadamente resumida de algunos estudios de calidad. En el caso de los indicadores de calidad del hábitat fluvial 2019 se le dedicó una simple página de la presentación, sin ofrecer más información sobre este importante estudio y la evolución histórica de sus datos. El indicador IBMWP hace referencia por ejemplo a la presencia de invertebrados en el fondo del río. La presencia o ausencia de esta fauna bentónica es tanto como decir si los ríos tienen comida para los peces. De los datos no podemos decir nada, no se ofreció ninguno (ver abajo en “Informe de la actividad piscícola en 2019). La triste realidad, confirmada en tantos sitios es que están desapareciendo los peces (también) porque no disponen de sus presas. Cualquiera que levante las piedras del fondo comprobará que ya no hay casi gusarapas, gusano verde…. si los peces no tienen comida, los peces desaparecen. Esto sucede en todos los ríos madrileños y se ha acelerado en los últimos años. Cualquier pescador a mosca sabe que hace tiempo que es difícil ser testigo de una eclosión de estos insectos.

También algunas novedades sobe la calidad genética de las truchas autóctonas, afectadas por el cruce con ejemplares procedentes de piscifactoría de origen centroeuropeo. En este caso no entendemos que se limiten los controles a los habituales puntos, descartando tramos fluviales en los que se tienen confirmación desde hace años de la presencia de trucha común (caso de los tramos medios del Jarama, Guadarrama o el Alberche, entre otros). Otros puntos, como el Guadalix se da por perdido para la presencia de esta especie a pesar de que se trata de un río históricamente truchero. La situación no ha variado respecto a los valores encontrados en 2002. Lo que se confirma es que la hibridación es relativamente importante, con tan sólo un 43% de población libre de contaminación genética. Con tramos de elevada incidencia, como el río Manzanares (de largo historial de repoblaciones con comunes) y los que menos en Cofio y Jarama (río que no cuenta con coto de pesca intensivo).

Se vuelve a solicitar por parte de la Asociación de Pescadores del Alto Manzanares que se les facilite el tramo del río Manzanares para volver a crear el coto intensivo en Manzanares el Real. Lo único de lo que se ofrece documentación oficial (en el informe o en el acta) es que se trata un coto basado en la suelta de truchas comunes de origen comercial (recuérdese que el río Manzanares es el que tiene las truchas con mayor grado de introgresión, de hibridación). No se facilita el contenido de las condiciones del consorcio firmado entre la Administración y la entidad privada, tampoco se conoce si han respetado las garantías de subasta pública (publicidad, procedimiento, plazos, conocimiento público de las obligaciones, etc.) que aportaría seguridad jurídica a los adjudicatarios. Ver resolución del Defensor del Pueblo pulsando aquí.

Para conocer oficialmente lo tratado en estas sesiones hay que seguir esperando un año hasta que se emite el borrador del acta. A diferencia de otros órganos reglados similares (Consejo de Caza, Consejo Regional de Medio Ambiente….), el Consejo de Pesca (o Grupo de Trabajo de Pesca del Consejo Regional no publica sus actas en la web de transparencia, a pesar de tratarse de una obligación legal reconocida en las leyes general y autonómica de Transparencia. Cosas de la opacidad de esta Administración (ver nuestro particular historial de vulneración del derecho pulsando aquí.


QUIENES TOMABAN LAS DECISIONES DESDE LA ADMINISTRACIÓN

En el momento de celebrarse esta sesión, los responsables de la conservación de los ríos de la Comunidad de Madrid eran los siguientes:

José Lara Zabía. Jefe del Área de Conservación, Flora y Fauna. Presente en la sesión.
Felipe Ruza Rodríguez. Subdirector General de Conservación del Medio Natural. Presente en la sesión.
Luis del Olmo Flórez. Director General de Medio Ambiente y Sostenibilidad.
Mariano González Sáez. Viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Presidía la sesión.
Paloma Martín Martín. Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.


Más información relacionada con esta sesión:

Acta de la sesión 2019
Informe de la actividad piscícola en 2019
Orden de vedas 2019
Acta de la sesión anterior (2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *