Colectivos ecologistas exigen la aprobación del Plan Rector

La aprobación del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Regional del Sureste cuenta con casi cinco años de retraso. De su aprobación depende que se adopten medidas para resolver algunos de los problemas más graves con los que se enfrenta este espacio protegido, como la caza ilegal, el empleo masivo de fitosanitarios o la adaptación de las viejas graveras. Desde hace año y medio, la Administración Regional miente sistemáticamente a los colectivos ecologistas sobre el inicio del proceso de aprobación del PRUG sin que hasta la fecha se tenga conocimiento tan siquiera del borrador elaborado por la anterior Consejería de Medio Ambiente.

Desde la aprobación de la Ley 6/94, por la que se creó el Parque Regional del Sureste madrileño, el desarrollo legislativo de este espacio protegido ha estado sometido a importantes demoras que han contribuido a prolongar la degradación crónica que ya soportaba el tramo bajo del Jarama. El primer reglamento de la Ley de este espacio protegido, el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), fue aprobado el 11 de febrero de 1999, con un retraso de más de cuatro años sobre la previsión que se establecía en la Ley. De haberse cumplido todas las previsiones de la Ley 6/94, el segundo reglamento, el PRUG, debería haberse aprobado el 28 de diciembre de 1995. Aún obviando el retraso en la aprobación del PORN, ese reglamento debería haber entrado en vigor el 11 de agosto de 1999.

La aprobación del PRUG es determinante para poner en marcha medidas que permitan iniciar una recuperación real del estado de conservación de este espacio protegido y se frenen algunos de sus más graves problemas:

1. La caza abusiva e ilegal que se practica en el 80% del territorio, incluidos los parajes de más alto valor ambiental, en los que se prohíbe expresamente esta actividad, según la Ley 6/94.
2. La normalización de la actividad minera. Se hace depender del PRUG el traslado de graveras que en la actualidad ocupan suelos incompatibles, así como la adaptación de los Planes de Restauración a las nuevas condiciones que recoge el PORN.
3. Limitaciones al empleo de fitosaniarios en la agricultura. Una de las fuentes de contaminación más importantes para los suelos y aguas.
4. Ausencia de inversiones en regeneración de áreas degradadas.

En la actualidad no existe ninguna razón administrativa que impida la tramitación del Plan Rector de Uso y Gestión, cuyo borrador ya ha sido redactado hace meses por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y del cual hasta la fecha no se ha dado conocimiento a la Junta Rectora del Parque del Sureste, ni se ha iniciado el procedimiento administrativo para su aprobación. Desde hace mas de año y medio la Consejería de Medio Ambiente viene mintiendo sistemáticamente a los colectivos ecologistas sobre la apertura del procedimiento de aprobación del PRUG.

Por todo ello, diversos colectivos ecologistas madrileños exigen a la Consejería de Urbanismo y Medio Ambiente los siguientes puntos:

1. El inicio de urgencia de la tramitación del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), según lo previsto en el artículo 17 de la Ley 6/94, de 28 de junio, poniendo a disposición pública el documento ya preparado por la Administración Regional.

2. La convocatoria urgente de la Junta Rectora para conocer los contenidos del PRUG.

3. El compromiso de aprobar el PRUG en un plazo no superior a seis meses

Para dar a conocer los valores del Parque Regional del Sureste y solicitar a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio, una mayor implicación en su conservación, los diferentes colectivos tienen previsto organizar diversas actos. (movilizaciones, marchas, observación de aves, reforestaciones, etc)

Firman el manifiesto: Amigos de la Tierra, Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), Ecologistas en Acción y Jarama Vivo”.