Barreras abandonadas que degradan los ríos madrileños

Los ríos de la Comunidad de Madrid, especialmente en el Sureste madrileño tienen muchos problemas, de contaminación, de caudales, etc. uno de los más graves en alguno de ellos son los azudes y barreras que fragmentan su continuidad. Ríos como el Henares o el Jarama tienen numerosos ejemplos de azudes abandonados, muchos de ellos están abandonados. todos ellos provocan graves problemas. La retirada de los abandonados está prevista en la legislación pero no se lleva a cabo por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), mientras tanto nuestros ríos se colmatan de sedimentos y las especies de peces no pueden migrar para la freza (la existencia de pasos o escalas en marginal en los ríos de la Comunidad de Madrid a pesar de ser preceptivos legalmente).

Azud de Los Berrocales, en San Fernando de Henares. Se construyó para abastecimiento de la urbanización del mismo nombre. Construcciones y azud abandonados y en ruinas. Desde 2008 está prevista su demolición.

El caso más lamentable es el del río Tajuña, un azud por cada 1,6 Kms. Además del agotamiento ilegal de caudales (el Tajuña en verano ya desagüa en el Jarama) tal concentración de barreras es una presión insoportable en un río que está formalmente protegido (Red Natura 2000). La mayoría de estos azudes están abandonados, en ruinas, son simples barreras sin otra consecuencia o función que la de degradar la calidad ecológica del ecosistema. Esta situación se repite en el Jarama, en el Henares y en el Tajo, donde diversos azudes sobreviven en estado ruinoso.

La existencia de estas barreras causan diversos problemas a la calidad ecológica, impiden la recuperación que nos obliga la Directiva Marco de Agua, limitan la dinámica natural e impiden el desplazamiento de la fauna ictícola. No hay ninguna ventaja en ignorar la existencia de decenas de estas barreras. Si España es uno de los países con mayor número de barreras fluviales la Comunidad de Madrid es un caso especialmente preocupante

La instalación de pasos para peces está reconocida en la legislación pero es marginal en la Comunidad de Madrid. En la fotografía paso de peces construido en un azud activo en El Pardo, río Manzanares.

La retirada de estas barreras abandonadas, o la instalación de pasos de fauna, son obligaciones de los organismos de cuenca (CHT) recogidos en la legislación. La retirada de barreras abandonadas está previsto en el art. 126 bis del Reglamento de Dominio Público Hidráulico:

1. El Organismo de cuenca promoverá el respeto a la continuidad longitudinal y lateral de los cauces compatibilizándolo con los usos actuales del agua y las infraestructuras hidráulicas recogidas en la planificación hidráulica (…)

4. El Organismo de cuenca promoverá la eliminación de infraestructuras que, dentro del dominio público hidráulico, se encuentren abandonadas sin cumplir función alguna ligada al aprovechamiento de las aguas, teniendo en consideración la seguridad de las personas y valorando el efecto ambiental y económico de cada actuación.

La instalación de pasos para ictiofauna está igualmente prevista en el mismo artículo 126 bis.2:

En los condicionados de las nuevas concesiones y autorizaciones o de la modificación o revisión de las existentes, que incluyan obras transversales en el cauce el Organismo de cuenca exigirá la instalación y adecuada conservación de dispositivos que garanticen su franqueabilidad por la ictiofauna autóctona. Igual exigencia tendrá lugar para las obras de este tipo existentes, vinculadas a concesiones y autorizaciones que incluyan esta obligación en su condicionado o que deban incorporar tales dispositivos en aplicación de la legalidad vigente

La mayoría de los azudes de la Comunidad de Madrid están en ruinas. Es el caso de la “presa de Mejorada”, agrietada y ruinosa.

La CHT no sólo no ejecuta estas demoliciones, ni siquiera ofrece información sobre las concesiones de aguas otorgadas, plazos o condiciones. Se trata de una excepción entre las confederaciones (ver caso del Júcar, Ebro, Cantábrico, etc.). Conocer el estado legal de las concesiones que legalizaron en su día estas barreras es importante para exigir el expediente de demolición. Ni siquiera la construcción de pasos de fauna se ha desarrollado al nivel que exigía la legislación de aguas o la DMA.

Desde hace meses estamos promoviendo iniciativas para que se cumpla la legislación de aguas y se proceda a retirar estas barreras. En algunas de ellas está prevista su demolición desde hace años, es el caso de El Porcal y Los Berrocales (ver en pag 34 pulsando aquí), en el Jarama. En estas páginas iremos ofreciendo información de los resultados.


Más información:

Artículo El País sobre el millón de barreras en Europa
Mapa de los azudes del Tajuña (uno por cada 1,5 Km. de río)
Relación de azudes del Tajuña
Solicitud de demolición del azud de Los Berrocales (San Fernando de Henares). Enero 2021
Proyecto europeo AMBER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *