Arde La Marañosa por tercera vez en un año

Cerca de 1.200 ha. de pastos, coscoja y pinar han sido pasto de las llamas el pasado 29 de julio. Salvo una pequeña zona de Casa Eulógio prácticamente se ha quemado ya la zona boscosa de La Marañosa. Un desastre ambiental para el patrimonio natural del Parque Regional del Sureste. Los primeros datos apuntan a una combustión inicial en la zona del vertedero de Pinto. Según las informaciones que nos están llegando el retén contra-incendios de San Martín de la Vega recibió la información del fuego a los pocos minutos de iniciarse, pero no recibieron la orden de actuar hasta dos horas después. Este retraso explicaría que el fuego saltara con facilidad el “cortafuego” de la carretera de San Martín de la Vega a Getafe. Sorprende igualmente que la base de los forestales se encontrara en La Marañosa, por donde el fuego corrió a sus anchas.

“Jarama Vivo” ha enviado un escrito al Consejero de Urbanismo y Medio Ambiente solicitando la convocatoria urgente de la Junta Rectora del Parque del Sureste para que se dé la debida información sobre el incendio de pastos y pinares en La Marañosa (San Martín de la Vega). Este incendio es el tercero que se produce en la misma zona desde el verano pasado, cuando ardieron 500 ha. del mismo pinar un poco  más al norte de la superficie quemada actualmente. Desde “Jarama Vivo” todavía se está esperando que la Consejería informe de la causas y consecuencias de los incendios del pasado año.

Resulta lamentable que en este espacio, supuestamente protegido, pueda producirse un nuevo incendio. A la espera de conocer más datos sobre el origen del incendio producido ayer y la actuación de los responsables de los servicios de emergencias, se desconoce qué medidas de prevención ha llevado a cabo la Consejería de Urbanismo y Medio Ambiente para evitar que de nuevo una gran extensión de pinares y pastos de los cerros de La Marañosa ardan irremediablemente.

De lo que si se tiene conocimiento es del desinterés y del abandono de la Administración Regional, más implicada en dar salida a los intereses de los especuladores urbanísticos y a proyectos de manifiesta insostenibilidad ambiental: nuevas infraestructuras para automóviles, centrales térmicas, campos de golf, aeropuertos, canalización de ríos, etc. Por fuentes ajenas a la Administración del Parque del Sureste hemos podido saber de los planes para concentrar, en la zona ahora calcinada, toda la infraestructura de laboratorios y plantas de experimentación militar del Ministerio de Defensa.

Al igual que ahora, el pasado 30 de junio de 2003, se pidió por escrito la convocatoria de la Junta Rectora del Parque del Sureste para que se informara acerca de las causas, consecuencias y medidas de regeneración de las superficies quemadas el año pasado. Todavía se está esperado la contestación y la convocatoria de la Junta. Desde enero de 2003 no se reúne este órgano colegiado, cuando la ley marca la obligatoriedad de dos convocatorias anuales. Seguiremos esperando. Lo mismo que seguiremos esperando que se apruebe el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), con 5 años de demora sobre lo establecido, que pueda poner fin a los abusos de graveras, a la caza ilegal y a la utilización indiscriminada de productos químicos en la agricultura.

Mientras esperamos al próximo incendio, nos seguiremos planteando las siguientes preguntas ¿se le ocurrirá a la Consejería de Urbanismo y Medio Ambiente alguna medida de prevención contra incendios en el Parque del Sureste? ¿le interesa a esta Consejería la protección del Parque? ¿Quiénes pueden sentirse beneficiados con la degradación sistemática de este espacio?.