YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS EN EL PARQUE REGIONAL DEL SURESTE (MADRID )

Plano de yacimientos

David Urquiaga Cela
Arqueólogo
Amigos de la Tierra)
 

El motivo del presente articulo es reseñar los yacimientos arqueológicos más significativos situados en el Parque Regional del Sureste. No pretendemos un estudio exhaustivo de cada uno de los yacimientos (labor aun no realizada en su globalidad y que quedaría fuera del interés del lector)  sino que nuestra intención es confeccionar un mapa aproximado de las áreas de interés arqueológico con el fin de señalar el grave riesgo de destrucción motivado por la intensa alteración antrópica del medio, en especial por la extracción de áridos en el Parque Regional. Hemos incluido además los yacimientos arqueológicos totalmente desaparecidos, para así resaltar la degradación sufrida en las márgenes de los cauces del Jarama, Henares y Manzanares por la acción de las canteras.    

 Las fuentes utilizadas para la elaboración del presente trabajo han sido diversas. Hemos revisado la bibliografía arqueológica específica y general alusiva a la zona objeto de estudio, la cual incluimos al final del artículo. A través de referencias orales de las gentes del entorno hemos conocido y accedido a algunos de los yacimientos citados. Otros han sido detectados por la asociciación Amigos de la Tierra en algunos de los trabajos de campo realizados. La visita a una parte importante de los yacimientos conocidos nos ha permitido corroborar, desestimar o ampliar la información que disponíamos de las fuentes escritas. A otros lugares nos ha sido imposible acceder, especialmente los situados en  fincas particulares o áreas de acceso restringido. Este ha sido el caso de la extensa zona situada en la margen derecha del río Jarama, entre las inmediaciones de la presa del Rey (Rivas Vaciamadrid ) y la Boyeriza (San Martín de la Vega), polígono de tiro perteneciente al Ministerio de Defensa, en donde existen importantes yacimientos arqueológicos.         

 Hemos clasificado los yacimientos arqueológicos por términos municipales ordenando los mismos de Norte a Sur (San Fernando de Henares, Mejorada del Campo, Rivas Vaciamadrid , Arganda, Getafe, Pinto, San Martín de la Vega, Valdemoro, Ciempozuelos, Titulcia y Aranjuez), con lo que se facilita establecer posibles rutas en el interior del Parque. No hemos detectado yacimientos de relevancia en el área del Parque Regional del Sureste perteneciente a los términos de Torrejón de Ardoz, Coslada y Velilla. En breves líneas, señalamos la ubicación de cada uno de los yacimientos, las coordenadas UTM y la hoja cartográfica 1 / 25.000 en donde se hallan situados,  la información aportada por la bibliografía consultada o por otros investigadores, además de nuestra opinión al respecto, describiendo someramente los hallazgos detectados en superficie. Los tipos de yacimientos citados (poblado, villa, necrópolis, fortificación, hallazgo aislado,...) y  las cronologías aportadas son orientativas, ya que como hemos apuntado anteriormente solo un estudio en profundidad de los sitios arqueológicos, con análisis de los materiales detectados en superficie, especialmente la cerámica y los restos constructivos,  e incluso con excavaciones sistemáticas, fundamentarían las mismas. No obstante, creemos que la síntesis de estos yacimientos es suficientemente importante como para vislumbrar un prisma general sobre la estructura material en la zona objeto de estudio, siendo este inventario una aproximación para posteriores trabajos arqueológicos en la cuenca baja del valle del Jarama, y sobre todo, como hemos indicado anteriormente, conocer las zonas arqueológicas de especial protección. En este sentido, hacemos mención de los riesgos de destrucción en los yacimientos amenazados.          

Por último queremos destacar en esta introducción el enorme interés arqueológico de los valles del Jarama y del Henares reflejado en la importancia de algunos de los yacimientos citados. Estos ríos han sido el eje estructurador del poblamiento histórico en toda esta zona por varias razones, lo que ha motivado que la mayoría de  los yacimientos situados en los términos municipales de nuestra zona de estudio estén ubicados  próximos a estos cauces fluviales.

 En primer lugar, durante el Cuaternario (período que comienza  hace 1.600.000 años) se comenzó a desarrollar la red fluvial actual, caso de la cubeta del Jarama. A lo largo del tiempo los depósitos sedimentarios acumulados, en forma de terrazas y rellenos cársticos, han propiciado que los hallazgos paleontológicos sean aquí más abundantes que en el páramo colindante. Esto se refleja en la gran cantidad de restos óseos descubiertos en las interminables graveras que flanquean las orillas del Jarama, Manzanares y Henares. Algunos de estos yacimientos se conocen desde mediados del siglo XIX aunque la mayor parte de sus fósiles permanecen inéditos y tan solo algunos descubrimientos específicos y el yacimiento de Aridos – 1 (Arganda del Rey) han sido objeto de estudios recientes por lo que las dataciones de los hallazgos de nuestra zona  hay que tomarlas con reservas.  

En segundo lugar, estos fértiles valles configuraron la disposición caminera de la región, siendo utilizados al menos desde época romana como vías de comunicación para enlazar el valle del Tajo, en especial la ciudad de Toledo, con el valle del Ebro (Caesaraugusta – Zaragoza). Numerosos investigadores creen que la denominada vía 25 del Itinerario de Antonino, repertorio de caminos de la hispania romana del siglo III, o al menos un ramal de la vía, transcurría paralela al río Jarama por la cañada Galiana, hasta alcanzar el valle del Henares y posteriormente Alcalá (Complutum) y Arriaca, en las proximidades de Guadalajara. Esta vía, la más importante de la Península en época romana tenía como puntos extremos Emérita Augusta (Mérida) y Caesaraugusta  (Zaragoza). Las fortificaciones islámicas que jalonan los valles del Jarama y del Henares en nuestra zona de estudio (La Marañosa, Ribas, Cervera) demuestran que esta vía continuó utilizándose en época medieval. 

 Según Gonzalo Árias (1987, 371-379) una segunda vía  transcurriría por nuestra zona de estudio en época romana. Se trataría de la Vía del Esparto, denominada así por el propio Árias, que iría desde Salamanca a la zona del Campus Spartarius de Estrabon (inmediaciones de Cartagena). La ruta  discurriría por la actual N-III y por ello no se conservan restos materiales, aunque sí en el camino de Zarzalejo al Escorial (vía de la Machota) en donde existe bastante bien conservada una calzada. El camino cruzaría nuestra zona de estudio por las inmediaciones de Arganda. Creemos que fue utilizada en época medieval, confirmado por el paso del Tajo de Fuentidueña, defendido por la fortificación islámica y anteriormente importante enclave romano de la Alarilla.   Sobre las vías aquí brevemente comentadas y las discusiones acerca de los posibles trazados de cada una de ellas aportamos al final del estudio abundante bibliografía al respecto.

 En tercer lugar, las extensas vegas de estos ríos atraerían el poblamiento desde épocas protohistóricas, garantizando el regadío y el agua necesaria para el funcionamiento de los molinos y las termas, además de  proporcionar pescado fresco a los asentamientos cercanos. Es destacable el gran número de restos de villas romanas situadas en las primeras terrazas de los ríos Jarama, Henares y Manzanares, aunque fuera del área de inundación del propio río. Estas villas funcionaban a modo de quintas o cortijos campestres. Las villas eran centros de intensa actividad en donde se cultivaba principalmente el cereal y se producía aceite y vino, además de disponer de importantes explotaciones ganaderas. Asimismo, existían pequeñas industrias como alfares, lagares, esparterías, etc. Posibles vestigios  de estos asentamientos romanos  situados en el Parque Regional del Sureste son los yacimientos de Los Vilches y Valdocarros en Arganda; Arenero de Soto, Camino de la Yesera, Caserío de Perales, El Charcón, Perales, El Jardinillo y la Torrecilla en Getafe; Górquez de Arriba en San Martín de la Vega; Arroyo de las Espartinas en Valdemoro; Canto de las Monjas en Ciempozuelos; Soto del Hinojal en Titulcia; y Soto de las Cuevas y Puente largo en Aranjuez.

 

DESCRIPCIÓN DE LOS YACIMIENTOS

 

  1. SAN FERNANDO DE HENARES

Las Fuentecillas (UTM: 4478100 / 456500. 560-I). Situado en la primera terraza de la margen izquierda del río Jarama. Junto a la N-II. Muy próximo al límite  Norte del Parque Regional, aunque fuera de éste. Yacimiento totalmente destruido a causa del desarrollo urbanístico del cercano núcleo de Torrejón de Ardoz. Algunos investigadores han detectado con anterioridad a su destrucción materiales islámicos en superficie y grandes silos en forma de campana. En el año 1989 se realizaron diversos sondeos por encargo de la Comunidad de Madrid  (RETUERCE, M., 1994: P 47).

-     Castillo de Aldovea (UTM: 4476100 / 459900. 560-I). Se trata de un palacio de finales del siglo XVII situado en la margen derecha del Henares. La construcción se articula en torno a un patio central de planta cuadrada y flanqueado en sus cuatro esquinas por sendas torres. El vocablo “castillo” ha originado diversas  especulaciones  sobre el origen de esta construcción: desde una torre de época islámica a la de una “casa fuerte” del Arzobispado de Toledo dependiente de la jurisdicción de Alcalá.  F. Sáez estima que esta última posibilidad es más verosímil ya que documentos de los siglos XV y XVI citan un edificio “cercado de sus murallas y cuatro cubos en cada esquina”.  La fortificación se encontraría en estado de ruina cuando el duque de Tovar, dueño del lugar desde fines del XVI, o uno de sus descendientes, inició la edificación del palacio, ya que no subsiste ningún vestigio antiguo (1994: 267).

  1. MEJORADA DEL CAMPO

Cerro de la Cervera (UTM: 4473000 / 458200. 560-III). Cerro situado junto al río Henares, en su orilla izquierda, muy próximo a la confluencia con el Jarama. El yacimiento fue destruido en su totalidad por una cantera de áridos. Según diversos investigadores, se trataría de una pequeña fortificación islámica cuya misión principal sería la de vigilar el camino natural que ofrecían los ríos Jarama y Henares, al igual que las cercanas de La Marañosa (San Martín de la Vega) y Ribas (Rivas de Jarama)  (PAVON, B., 1980) (RETUERCE, M. 1994: p. 47) (SÁEZ, F. 1994: p.206) (TURINA, A. y M. RETUERCE, 1987: p.174). Un documento medieval fechado en el año 1150 señala  que la fortificación se encontraba despoblada en este momento (RETUERCE, M., 1994: p. 47). En el mismo cerro se encontraron diversos restos adscritos a la edad del Bronce y un colmillo de mamut de 3 metros de longitud (ASQUERINO, M.D. 1979) (VIANA, F. y A. De FRIAS, 1992: 45).

 Graveras de Fayo, Tolva y Mariano Fernández (UTM: desconocidas. 560-III). La extracción de áridos ha sacado a la luz abundantes materiales líticos achelenses, conservados actualmente en el museo municipal de San Isidro (VIANA, F. y A. De FRIAS, 1992: 45)

Presa en el río Henares (UTM: 4473800 / 458600. 560-III). Entre  las piedras de esta presa situada al Norte del casco urbano de Mejorada del Campo se descubrió un bloque de caliza de 0´89 m. de altura,  con una inscripción romana. La transcripción podría ser: “a los dioses manes. A Fabia Materna, esposa piadosísima, Marco Croucio Procuiino determinó hacer (este monumento)”. Se desconoce la procedencia original de la inscripción. (VIANA, F. y A. De FRIAS, 1992: 46)

  1. RIVAS  VACIAMADRID

El Campillo  (UTM: 4465000 / 455550. 582-II). Yacimiento situado en un pequeño cerro de la orilla izquierda del Manzanares, junto al punto kilométrico 18.5 de la N-III. En este lugar detectamos restos de cerámica de época romana.

 Casa de Peña Blanca (UTM: 4464150 / 455700. 583-I y 582-II). Situado en terraza junto al río Manzanares, en su orilla izquierda. Próximo al punto kilométrico 19.5 de la N-III. Son  visibles trincheras de la Guerra Civil y restos de antiguas construcciones. En las inmediaciones hemos recogido cerámica de época romana.

 Castillo de Ribas  (UTM: 4470500 / 456000. 560-III). Promontorio situado junto al Jarama, sobre un cerro de su orilla derecha. A los pies del cerro se encuentra el Monasterio del Cristo de Rivas. En este lugar existió una fortificación de la que apenas quedan vestigios: son visibles  restos de muros alrededor del cerro, los cuales se confunden con las ondulaciones del terreno, un posible aljibe y los vestigios de lo que pudo ser el camino de acceso a la fortificación. Existe un corte artificial del terreno, aprovechado como foso, situado en el flanco Norte, zona más vulnerable del cerro. Otro pequeño foso es visible en el extremo meridional. En superficie existe abundante material cerámico de época islámica. La primera referencia escrita del castillo data del año 1154, fecha en la que Alfonso VII lo dona al Arzobispo de Toledo. Tras varios cambios de posesión la fortificación perdió su antiguo valor estratégico al alejarse la frontera hacia tierras manchegas. Las Relaciones de Felipe II señalan el estado ruinoso del castillo ya en el siglo XVI (SÁEZ, F., 1994: p.206) (TURINA, A. y M. RETUERCE, 1987:  p. 174).

Casa Eulogio (UTM: 4464000 / 454900. 582-II). Excepcional emplazamiento situado en altura, junto a la amplia curva que traza el Manzanares poco antes de unirse al  río Jarama. En una gran extensión de terreno son visibles restos cerámicos correspondientes a la edad del Bronce, a la edad del Hierro y posiblemente a época medieval. También existen restos de sílex trabajado. En las graveras próximas se halló un colmillo de mamut, conservado actualmente en el museo municipal de San Isidro.

Areneros de Santiago Navarro y Arriaga (UTM: 4462450 / 452000 y 4462400 / 451700. 582-II). Estos antiguos areneros situados junto al río Manzanares han destruido diversos restos arqueológicos. En los años 60 el Instituto Arqueológico Municipal excavó de urgencia este emplazamiento sacando a la luz restos líticos Achelenses y Musterienses y cerámicas de la edad del Bronce, del Hierro y época medieval. También destaca el hallazgo a partir de la década de los 80 de un yacimiento de micromamíferos,  rinocerontes y ciervos correspondiente al Pleistoceno medio cuyo comienzo se sitúa hacia unos 700.000 años (HERRAEZ E. Y C. SESÉ, 1993: p. 34) (CERDEÑO, E., 1993: p.48) (RUS, I., 1987: p, 38).

  1. ARGANDA

Los Vilches (UTM: 4463500 / 462000. 583-I). Yacimiento situado junto al arroyo los Vilches y muy próximo al cerro del mismo nombre. Cercano al núcleo urbano de Arganda del Rey. Se trata de una amplia extensión de terreno a ambos lados de la M-821 en donde se detectan restos cerámicos celtibéricos, romanos y medievales. El yacimiento podría corresponderse con el poblado, citado por las fuentes medievales, conocido como Vilches, situado entre el Tajuña y el Henares, y donado por Alfonso VIII al concejo de la ciudad de Segovia en el año 1190 “con todos sus términos y aguas”; conocemos además que en 1214, Vilches fue donado por el mismo Rey al Arzobispado de Toledo a  cambio de Talamanca. Posteriormente, en el año 1242 el arzobispo y el concejo de Alcalá dieron la aldea de Vilches a un particular, Domingo Pérez (GONZÁLEZ, 1975, I: 179-180). En las inmediaciones se conserva una ermita semiderruida de época moderna. Al Sur de este lugar se encuentra un área urbanizada denominada los Villares, topónimo que puede hacer referencia a un antiguo enclave despoblado, posiblemente relacionado con el yacimiento aquí descrito. El yacimiento está seriamente amenazado y con riesgo de desaparición al encontrarse dentro del área urbanizable de Arganda.  

Valdocarros (UTM: 4464600 / 460200. 583-I). Situado en terraza de la margen izquierda del Jarama, muy próximo a la presa del Rey. La cañada Vereda Carpetana discurre a escasos metros del yacimiento. En superficie son visibles restos constructivos: tejas, ladrillos y piedras, además de abundantes restos cerámicos y algún molino de mano. Los materiales son en su gran mayoría de origen romano aunque podrían tener una pervivencia posterior. En la vitrina del Gabinete de Antigüedades de la Real Academia de la Historia se encuentran diversas piezas líticas donadas por el señor León originarias de este lugar. Se trata de 12 láminas adscritas al período calcolítico (III milenio a. de C.) y un útil foliáceo Solutrense: punta plana en forma de hoja (20.000 – 15.000 años de antigüedad).  El yacimiento se encuentra ampliamente deteriorado por la extracción de áridos (BLASCO, C. et alié, 1998: p. 75-84).

Áridos (UTM: indeterminado. 583-I). Situado junto al río Jarama y próximo a la N-III. En 1980 se dio a conocer este yacimiento en donde se detectaron fósiles de micro y macromamíferos correspondientes al Pleistoceno medio (aproximadamente entre 300.000 y 100.000 años antes del presente). El yacimiento destaca por una gran diversidad faunística, consistente en numerosas especies de peces, anfibios, reptiles de pequeño tamaño, aves y mamíferos. Los grandes vertebrados están representados por un hipopótamo, un jabalí, un ciervo, un toro o bisonte y dos elefantes. La importancia del yacimiento radica en que  han aparecido abundante restos de sílex (procedentes de las terrazas del Manzanares) y de cuarcita utilizadas para el despedazamiento de los elefantes (HERRAEZ, E. Y C. SESÉ, 1993: p. 34) (MORALES, J., B. PÉREZ, M. NIETO, 1993: p 38, 39) (RUS, I., 1997: p. 22). Posiblemente se ha perdido a causa de las graveras próximas.

  1. GETAFE

Arenero de Soto (UTM: 4464000 / 444500), Camino de la Yesera (UTM: 4462600 / 445400), Caserío de Perales (UTM: 4463300 / 446000), El Charcón (UTM: 4463200 / 446200), Perales (UTM: 4462700 / 446700), El Jardinillo (UTM: 4462300 / 447200) y la Torrecilla (UTM: 4462300 / 447500), (todos en 582-II). Se trata de diversos yacimientos situados en la orilla derecha del río Manzanares, muy cercanos entre sí y relacionados entre ellos. Se ubican todos ellos en las primeras terrazas del río, junto al camino de la Aldehuela. Han sido excavados con carácter de urgencia a partir del año 1978, con anterioridad a  su deterioro por la extracción de áridos y según proliferaban las canteras, siendo más prolíficas las excavaciones de mediados de la década de los ochenta. En líneas generales se trataría de un amplio hábitat diseminado por la margen derecha del río  Manzanares, correspondiente a momentos protohistóricos, romanos y visigodos. Se detectó abundante material perteneciente a la edad del Bronce y se recogieron  16 muestras de polen pertenecientes a dos fondos de cabaña de este período. El posterior  análisis polínico demostró que la vegetación del Caserío de Perales se correspondería claramente con un paisaje vegetal fuertemente antropizado, carente de bosques, muy semejante al actual (RUIZ et alie, 1997: p. 157 -164).  Sin embargo, los hallazgos más significativos, dada su escasez en la Comunidad de Madrid , se  adscriben a momentos tardorromanos y visigodos y han sido dados a conocer en diversas publicaciones.  Se trata de una serie de silos o vertederos de cerámica y cereales, similares a los aparecidos en la necrópolis visigoda del camino de los Afligidos de Alcalá de Henares. Estarían asociados con casi total seguridad a los hábitats rurales de las inmediaciones: villas agrícolas (TURINA, A. y M. RETUERCE, 1987: p. 168, 170). Entre los vestigios que perviven de estas villas destaca el yacimiento parcialmente conservado de la Torrecilla, en donde son visibles en superficie abundantísimos restos de materiales constructivos (ladrillos, tégulas, piedras, ...), cerámica, piedras de molino ... Durante las obras del arenero se  localizó  en el cercano lugar del Jardinillo una veintena de tumbas rectangulares de piedras de yeso sin devastar, y con cubierta de losas, pertenecientes a una población hispanorromana de los siglos VI y VII d. de C. En una de las tumbas se utilizaron grandes ladrillos para su cobertura, decorados con ondulaciones. Los ajuares fueron muy pobres, excepto una hebilla y un broche de cinturón. Es posible que la necrópolis del Jardinillo tenga sus inicios en el bajo Imperio, según el hallazgo de dos monedas romanas (siglos IV y V d. de C.)  (TURINA, A. y M. RETUERCE, 1987: p.168, 169) (ARDANAZ, F. 1990:  p.38).  Es destacable además, en el arenero de la Torrecilla, el hallazgo de un brazalete de oro  perteneciente al Bronce final (aprox. 800 años a de C) y diversos ajuares en tumbas de incineración correspondientes a la segunda edad del Hierro (siglo IV a de C.) (GORBEA, A. 1987: p.114). Las piezas pueden contemplarse actualmente en el museo municipal de San Isidro. Además de la bibliografía citada, reseñamos la siguiente para una completa compresión de estos yacimientos: PRIEGO, M.C., (1980), PRIEGO, M.C., (1986: p. 117, 132), LUCAS, R., BLASCO, M. C. (1979)  LUCAS, R., ALONSO M. A., BLASCO, C (1981), LUCAS, R., ALONSO M. A, BLASCO, M. C (1982), LUCAS, R., ALONSO M. A, BLASCO M. C (1980), PRIEGO M.C. y QUERO, S (1975), PRIEGO M.C. y QUERO S (1975),  QUERO, S  PRIEGO M.C. (1987).

La Aldehuela (UTM: 4461850 / 448800. 582-II). Situado en la orilla izquierda del arroyo del Culebro, justo antes de su desembocadura con el Manzanares. El yacimiento posiblemente se encuentre destruido a consecuencia de las graveras que  ocupan la zona. Se recogieron fragmentos cerámicos de época islámica almacenados actualmente en el Instituto Arqueológico Municipal de Madrid . (RETUERCE, M., 1994: p. 44). Asimismo, en el museo municipal de San Isidro se exponen piezas de la edad del Bronce y edad del Hierro y fósiles pertenecientes a diversos elefantes  correspondientes al Pleistoceno medio (300 000 – 120 000 años) extraídos de la gravera de la Aldehuela.

Puente de la Aldehuela (UTM: 4461800 / 449300. 582-II).  Puente situado en el camino de la Aldehuela, en un antiguo paleocauce  del arroyo Culebro. Ubicado a 800 m. del río Manzanares. El puente tiene una longitud aproximada de 70 metros; se encuentra casi totalmente colmatado por los sedimentos del antiguo cauce, aunque son visibles parte de sus cuatro ojos; presenta tajamares triangulares. Desconocemos su cronología.

  1. PINTO

Cuniebles (UTM: 4459500 / 443700. 582-II). Gran extensión de terreno arqueológico situado al Norte del término municipal de Pinto. Junto al arroyo Culebro y la cañada Real Galiana. En el yacimiento existe una pequeña cavidad excavada en los escarpes de yeso conocida como Cueva Cuniebles. Junto a la cavidad se han detectado restos cerámicos sin una adscripción cultural concreta.

  1. SAN MARTÍN DE LA VEGA

La Marañosa (UTM: 4460300 / 453000. 582-II). Amplia extensión de terreno arqueológico situado en  uno de los cerros de fuerte pendiente que flanquean el río Jarama en su orilla derecha. Desde este emplazamiento se divisa un amplio tramo de vega de los ríos Manzanares y Jarama. En superficie se han detectado fragmentos cerámicos al menos de época islámica. También existen restos de estructuras constructivas a ras de tierra, probablemente pertenecientes a viviendas. Podría tratarse de la aldea de Aluende, citada en el año 1239 como perteneciente a la ciudad de Segovia. Algunos autores definen el yacimiento como un antiguo poblado fortificado (RETUERCE, M.,1994: p. 50 ) (BARRIL, M. 1982) (TURINA, A. y M. RETUERCE, 1987: p. 174).                                                                                              

La Boyeriza (UTM: 4457100 / 452450. 582-II). Emplazamiento similar al anterior yacimiento descrito, sobre un cerro junto a la vega del Jarama. Excelente visibilidad del curso del río. Al igual que en el yacimiento de la Marañosa en superficie se detectan fragmentos cerámicos medievales.

Casa de Venezuela (UTM: 4458200 / 454400. 582-II). Situado próximo al río Jarama, en una zona en donde abundan las graveras por lo que el yacimiento corre un grave peligro. Existen restos de muros, de molinos de mano, sillares, tejas,... La cerámica de superficie parece corresponder a momentos protohistóricos y romanos.

Isla del Herrero  (UTM: 4456200 / 454700. 582-II). Yacimiento próximo al anterior, a escasos 1500 metros aguas abajo del río Jarama. Al igual que la casa de Venezuela se encuentra amenazado seriamente por las graveras. Se han practicado excavaciones arqueológicas recientes, dejando visibles restos constructivos y silos. La cerámica en superficie parece corresponder a momentos de la edad del Hierro, quizás a época romana y época bajomedieval.

Górquez  de Arriba (UTM: 4454700 / 449200. 582-IV).  Yacimiento situado próximo al caserío de Górquez de Arriba, junto al arroyo del mismo nombre. El material arqueológico se encuentra esparcido a ambos lados del arroyo. En su vertiente sur se ha efectuado una excavación sistemática. Son visibles piedras, ladrillos, tejas, sillares, restos de muros y abundante cerámica. A falta  de un estudio en profundidad sobre la cerámica localizada es posible que los materiales se  adscriban a momentos romanos, medievales y modernos. 

  1. · VALDEMORO 

Cerro Castillejo (UTM: 4446100 / 448600. 605-II).  Cerro situado muy próximo al casco urbano de Ciempozuelos. A pies del cerro discurre el arroyo de la Cañada. En la falda Sur del cerro, muy próximo al límite de Ciempozuelos y Valdemoro, sin que pueda afirmarse con certeza el lugar exacto, se descubrió en el mes de mayo del año 1894 una necrópolis campaniforme en el transcurso de los trabajos de construcción de la carretera de la Cuesta de la Reina a San Martín de la Vega. El yacimiento quedó destruido con la ejecución de las obras. Los trabajos de excavación se encargaron al señor Vives con el patrocinio de la Real Academia de la Historia. Se detectaron los famosos vasos campaniformes “de Ciempozuelos”. A partir de entonces el yacimiento ha sido utilizado como epónimo y por tanto es cita obligada en todos los estudios adscritos al Horizonte Campaniforme peninsular. La mayor parte de los materiales se encuentran en el Gabinete de Antigüedades de la Real Academia de la Historia:  abundancia de cerámica, un punzón y un puñalito de cobre, varias lascas de sílex, restos óseos de animales y varios cráneos humanos. Un segundo lote de restos se conserva en el Museo Arqueológico Nacional y otro más reducido en el Museum für Völkerkunde de Berlín (BLASCO, C. et alié, 1998: pp. 5-74). Actualmente en la falda sur del cerro son visibles pequeños restos cerámicos adscritos en su mayor parte a la edad del Bronce.

Arroyo de las Espartinas (UTM: 4450600 / 448700. 582-IV). Situado junto al arroyo de  las Espartinas, en su orilla derecha. Junto al límite con el término municipal de San Martín de la Vega  y muy próximo a su núcleo urbano. Al Sur del yacimiento transcurre el camino viejo de Valdemoro a San Martín. En una extensa superficie son visibles restos de tejas y materiales cerámicos romanos y medievales. El arroyo de las Espartinas ha erosionado el borde septentrional del yacimiento dejando visibles restos de muros.

  1. CIEMPOZUELOS

 Altos de Gallegos (UTM: 4441800 / 446200. 605-II). En altura sobre el arroyo Valdelachica. El yacimiento podría estar relacionado con las cercanas salinas Espartinas. Desde el alto existe una excelente visibilidad de la vega del Jarama. En superficie son visibles abundantísimos fragmentos cerámicos de la edad del Bronce y otros que a falta de un estudio detallado podrían corresponder a momentos medievales (CABALLERO, L. Y A. MATEO, 1990: p. 68). Las fuentes documentales nos señalan los importantes beneficios en época medieval generados por las salinas Espartinas. Estas salinas eran propiedad de la corona castellana y en ocasiones se concedían rentas o participaciones, especialmente a las ordenes militares. Su sal era esportada a numerosas poblaciones de Toledo y Madrid  (GONZALEZ, 1976: II, 367-368). Las salinas han funcionado hasta el presente siglo y aún son visibles restos de las albercas en donde se desecaba el agua.

 Puente sobre el arroyo de Valdelachica (UTM: 4441250 / 447100. 605-II). Puente de época moderna situado junto al km. 38.5 de la línea de FF.CC Madrid -Aranjuez. Solamente  se conservan sus dos arranques, aunque se encuentran prácticamente colmatados por vertidos de basura. Posiblemente estuviese  vinculado a las salinas Espartinas situadas al Norte.

 El Canto de las Monjas (UTM: 4443100 / 449000. 605-II). Situado en las proximidades del río Jarama, en terraza de su margen derecha. Junto a la cañada  de los Puchereros. El yacimiento se sitúa a ambos lados del camino de las Cárceles, el cual converge en el Jarama. Se detecta gran cantidad de material cerámico, destacando las sigillatas romanas. Existen restos de sillares situados en las márgenes del citado camino.

 Las Arriadas (UTM: desconocido. 605-II). En este paraje situado en la vega del río Jarama, enfrente de la localidad de Titulcia, se produjo el espectacular hallazgo de un gran epígrafe funerario labrado en arenisca. Se trata de parte de  un gran monumento funerario, en forma de torre, rematado con un friso en donde una inscripción informa que la construcción fue dedicada a Sexto Prisco por su padre y abuelo. El hallazgo ha sido datado entre los siglos I y II d. de C. En la actualidad se conserva en una de las salas del Museo Arqueológico Nacional (MARINER C. S., 1983) (INSTITUTO, 1995: p. 13).

  1. TITULCIA

Soto del Hinojal (UTM: 444250 / 450800. 605-II). Yacimiento compartido por los términos de Aranjuez y Titulcia. Situado junto a la orilla izquierda del río Tajuña, aunque fuera del área inundable, en la confluencia con el Jarama. Por el yacimiento transcurre la vía pecuaria cordel de la Galiana. Se han detectado materiales líticos y cerámicos correspondientes a momentos de la edad del Bronce, edad del Hierro y época romana. En las inmediaciones son visibles trincheras de la guerra civil (LARREN, H., 1984: p. 38). Posible destrucción del yacimiento a causa de las canteras próximas.  

  1. ARANJUEZ

            Soto de las Cuevas (UTM: 4440200 / 449150. 605-II). Pequeño yacimiento situado en la primera terraza del río Tajuña, en su orilla izquierda. Próximo a la vía pecuaria cordel de la Galiana. Se han detectado restos cerámicos de cronologías que abarcan desde la edad del Bronce hasta momentos romanos y medievales. Según Luis Caballero el material cerámico hallado en este yacimiento corresponde a los períodos paleocristiano y visigodo (LARREN H., 1984: p. 38). Al sur de este lugar son visibles trincheras de la guerra civil. Las canteras situadas al Sur amenazan la integridad del yacimiento.

            Puente Largo (UTM: 4437700 / 448560. 605-II). Situado junto al denominado Puente Largo por el que la M-305 cruza el río Jarama. El yacimiento se ubica en las lomas que bordean el Jarama en su margen izquierda. Por el yacimiento transcurre la vía pecuaria cordel de la Galiana. Se trata de una gran extensión de terreno en donde son visibles materiales líticos y cerámicos que se adscriben al menos al Paleolítico (destacan varios bifaces), edad del Hierro, época romana (representada por cerámicas sigilattas) y momentos tardomedievales y modernos (cerámicas vidriadas en blanco con dibujos azulados). También existen trincheras de la guerra civil (FUIDIO, F. 1934: p. 14 y 67) (LARREN H., 1984: p. 38).  Diversas piezas pertenecientes a este yacimiento se pueden observar en las vitrinas del museo municipal de San Isidro.

 BIBLIOGRAFÍA:

 Aspectos generales:

-         AA.VV. (1987): 130 años de arqueología madrileña. Madrid .

-         AA.VV. (1990): Madrid  del siglo IX al XI.  Madrid .

-         AA.VV. (1993): Madrid  antes del hombre. Museo Nacional de Ciencias Naturales, C.S.I.C. Madrid .

-         AA.VV. (1994): Castillos, fortificaciones y recintos amurallados de la Comunidad de Madrid . Madrid .

-         ABASCAL PALAZON, J. M. (1982): Vías de comunicación romanas en la provincia de Guadalajara. Guadalajara.

-         ALONSO, J.J., EMPERADOR, C. y TRAVESÍ C. (1988): Patrimonio histórico – artístico en la confluencia de los ríos Jarama y Henares. IRYDA. Madrid .

-         ALVAREZ GONZALEZ, Y y S. PALOMERO PLAZA (1990): Las vías de comunicación en Madrid  desde época romana hasta la caída del Reino de Toledo. Madrid  del siglo IX al XI. Madrid . Pp. 41-63.

-         ARCE, J. (1980): La presencia romana en la provincia de Madrid . II Jornadas de estudios sobre la provincia de Madrid . Madrid . Pp. 62-65.

-         ARIAS, G. (1987): Repertorio de caminos de la hispania romana. Cádiz.

-         BLASCO BOSQUED, M.C. y J. BARRIO MARTIN (1991): Las necrópolis de la Carpetania. Congreso de Arqueología Ibérica: las necrópolis. Madrid , 1992. Pp. 279-312  

-         BLAZQUEZ, A. y C. SANCHEZ ALBORNOZ (1916): Vías romanas del valle del Duero y Castilla la Nueva. Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades, 2. Madrid .

-         BLAZQUEZ, A. y C. SANCHEZ ALBORNOZ (1918): Vías romanas de Botoa a Mérida, Mérida a Salamanca, Arriaca a Sigüenza, Arriaca a Titulcia, Segovia a Titulcia y Zaragoza a Bearne. Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades, 3. Madrid .

-         CORCHADO SORIANO, M. (1969): Estudios sobre vías romanas entre el Tajo y el Guadalquivir. Anuario Español de Arqueología, XLII. Pp. 124 y ss.

-         FERNANDEZ GALIANO, D. (1989): En torno a Titulcia. Miliario Extravagante, 21. Pp. 2-21.

-         GONZALEZ, J. (1975-1976):  La repoblación de Castilla la Nueva, 2 Vols. Madrid.

-         INSTITUTO ARQUEOLÓGICO MUNICIPAL (coord.) (1995): Las villas romanas de Madrid . Madrid  en época romana. Catalogo de la exposición. Madrid .

-         LARREN IZQUIERDO H. y C. ABAD (1980):  La repoblación  cristiana en la provincia de Madrid : Los nuevos asentamientos, II Jornadas de estudios sobre la provincia de Madrid . Pp. 83-87.

-         MARINE, M. (1979): Las vías romanas en la provincia de Madrid , I Jornadas de estudios sobre la provincia de Madrid . Madrid . Pp. 89-94.

-         MARTINEZ FRONCE, F.M. (1990): Sobre el tramo Tarancón-Fuentidueña de la vía del Esparto. Miliario Extravagante, 25. Pp. 3-2.

-         MENDEZ MADARIAGA, A. (1990): La región de Madrid  en época romana. Madrid  del siglo IX al XI. Madrid. Pp. 15-30.

-         PALOMERO PLAZA, S. (1987): Las vías romanas en la provincia de Cuenca. Cuenca.

-         ROLDAN, J.M. (1975):  Itineraria Hispana. Valladolid / Granada.

-          TURINA GOMEZ, A. y M. RETUERCE VELASCO (1987): Arqueología más reciente. 130 años de Arqueología madrileña. Madrid. Pp. 167-187.

-         VIÑAS MEY, C. y PAZ, R. (1949): Relaciones histórico-geográficas de los pueblos de España hechas por iniciativa de Felipe II. Provincia de Madrid. C.S.I.C. Madrid.

Yacimientos arqueológicos

-         ALMAGRO  GORBEA, M. (1987): El Bronce Final y el inicio de la edad del Hierro . 130 años de arqueología madrileña. Madrid .

-         ARDANAZ ARRANZ, F.(1990):  Hallazgos de época visigoda en la región de Madrid . Madrid  del siglo IX al XI. Madrid. Pp. 31- 40.

-         ASQUERINO FERNÁNDEZ, M.D. (1979): “Fondos de Cabaña” del cerro de la Cervera (Mejorada del Campo, Madrid ). Trabajos de Prehistoria, 36. Madrid .

-         BARRIL VICENTE, M. (1982):  Prospecciones en la Marañosa, San Martín  de la Vega (Madrid ). Anuario del Instituto de Estudios Madrileños, XIX. Pp. 581 - 603.

-         BLASCO BOSQUET, C., J. BAENA PREYSLER, C. LIESAN VON LETTOW-VORBECK, (1998): la prehistoria madrileña en el gabinete de antiguedades de la Real Academia de la Historia: los yacimientos Cuesta de la Reina (Ciempozuelos) y Valdocarros (Arganda). Madrid .

-         CABALLERO ZOREDA, L., A. MATEO SAGASTA (1990): el grupo de atalayas de la sierra de Madrid . En Madrid  del s. IX al XI. Madrid . Pp. 65-77.

-         CERDEÑO, E. (1993): Los rinocerontes fósiles de la Comunidad de Madrid . Madrid  antes del hombre. Museo Nacional de Ciencias Naturales, C.S.I.C. Madrid. Pp. 46 – 48.

-         FUIDIO RODRIGUEZ, F. (1934)  Carpetania Romana. Madrid .

-         HERRAEZ E. Y C. SESÉ (1993): Los Micromamíferos. Madrid  antes del hombre. Museo Nacional de Ciencias Naturales, C.S.I.C. Madrid . Pp. 32-34.

-         LARREN IZQUIERDO, H. (1984):  El castillo de Oreja y su encomienda: Arqueología e historia de su asentamiento y entorno geográfico. Toledo.

-         LUCAS, R., ALONSO M. A, BLASCO M.C  (1980): El hábitat romano de la Torrecilla (Getafe, Madrid ). II Jornadas de estudios sobre la provincia de Madrid. Pp. 66-70.

-         LUCAS, R., ALONSO M. A, BLASCO M.C (1981): El hábitat romano de la Torrecilla (Getafe, Madrid ). Noticiario Arqueológico Hispánico, 12. Pp. 375-390.

-         LUCAS, R.,  ALONSO M. A, BLASCO M.C (1982): Necrópolis romana de la Torrecilla (Getafe, Madrid). Noticiario Arqueológico Hispánico, 13, Madrid .

-         LUCAS, R., BLASCO M.C (1979): Excavaciones arqueológicas en la Torrecilla. Una necrópolis romana de incineración. I Jornadas de estudios sobre la provincia de Madrid. Pp. 75-82.

-         MARINER BIGORRA, S. (1983): La inscripción monumental del lecho del Jarama, entre Titulcia y Ciempozuelos. Homenaje al Profesor Martín Almagro Basch, III. Madrid. Pp. 347-354.

-         MORALES, J., B. PÉREZ, M. NIETO, (1993): El Cuaternario. Madrid  antes del hombre. Museo Nacional de Ciencias Naturales, C.S.I.C. Madrid. Pp. 37-40.

-         PAVON, B. (1980): Las fortalezas islámicas de Ribas del Jarama y Cervera (Madrid ). Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XVII. CSIC, Madrid. Pp.19-24.

-         PRIEGO FERNÁNDEZ DEL CAMPO, M.C. (1986): Actividades de la sección arqueológica del Museo Municipal durante 1984. Revista de la Villa de Madrid, Nº 89-90. Año XXIV; Nº III y IV. Madrid . Pp. 115-135.

-         PRIEGO M.C. y QUERO, S (1975): Noticia sobre la necrópolis visigoda de la Torrecilla (Aldehuela-Madrid ). XIV Congreso Nacional de Arqueología, Tomo II. Pp. 1261-1975.

-         PRIEGO M.C. y QUERO, S (1979): Prospecciones y excavaciones recientes del IAM. I Jornadas de estudios sobre la provincia de Madrid.  Pp. 100-106.

-         PRIEGO, M.C. (1980): Excavaciones en la necrópolis del Jardinillo (Getafe). Revista de la Biblioteca, Archivo y Museo del Ayuntamiento de Madrid, nº 7-8. Pp. 103-203

-         QUERO, S. PRIEGO M.C. (1987): La cerámica hispano-visigoda de Perales. I Congreso de Arqueología Medieval Española. Pp. 364-372.

-         RETUERCE VELASCO, M. (1994): Carta arqueológica de la meseta andalusí según el referente islámico. Boletín de arqueología medieval, 8. Madrid. Pp. 7-109

-         RUIZ B. ANDRADE A., DORADO M., GIL M.J, FRANCO F., LÓPEZ P., ARNANZ A.M., LÓPEZ-SÁEZ J.A., MACÍAS R. y UZQUIANO P. (1997): Las transformaciones del ecosistema de la Comunidad de Madrid . El paisaje vegetal en la Comunidad de Madrid . Arqueología, Paleontología y Etnografía, 5 (Pilar López Coord.). Pp.95-164.

-         RUS, I. (1987): El Paleolítico. 130 años de arqueología madrileña. Madrid .

-         SAEZ LARA, F. (1994): Catálogo de los castillos, fortificaciones y recintos amurallados medievales de la Comunidad de Madrid. Castillos, fortificaciones y recintos amurallados de la Comunidad de Madrid . Madrid.  Pp. 75-276.

-         VIANA GIL, F. y DE FRIAS CASTILLO, A. (1992): Mejorada del Campo. De Villa Realenga a Municipio de Europa. Mejorada del Campo.

-         VILORIA ROSADO, J. (1955): Yacimientos romanos en la Provincia de Madrid  y sus alrededores. Archivo Español de Arqueología, XXVIII, Nº 9.

-         ZOZALLA, J.. (1990): El Islam en la región madrileña. Madrid  del siglo IX al XI, Madrid. Pp. 195-203.


Esta página ha sido actualizada el jueves, 22 de noviembre de 2001