La Junta Rectora del Parque Regional del Sureste

(Para acceder a los contenidos de lo tratado en cada sesión acceder a los enlaces al final del artículo).

La Junta Rectora ha sido un órgano fundamentalmente consultivo para compartir la toma de decisiones sobre el Parque del Sureste. Sus funciones están reguladas en la Ley 6/94 y sus normas de funcionamiento fueron aprobadas en la sesión celebrada el 23 de febrero de 1998. Lamentablemente a finales de 2010 el Gobierno Regional de Esperanza Aguirre decidió anular, junto con otros órganos de participación similares, la Junta Rectora del Parque Regional del Sureste. Bajo la falsa excusa de abaratar costes (la Junta Rectora nunca costó un sólo euro) aquella “ley mordaza” cerró las puertas a la participación pública en el control del ejercicio del gobierno, también en materia de medio ambiente. Con ese acto se vulneraba el espíritu y la letra de todas aquellas normas que desde la Constitución a la Ley del Parque, venían a amparar y regular la participación de los ciudadanos en el asesoramiento y el conocimiento directo de la gestión del gobierno regional. Para más información sobre la “ley mordaza” pulsar aquí.

Desde entonces en el ámbito del Parque Regional del Sureste comenzaba una nueva época marcada por la opacidad y la clandestinidad en los actos de gobierno, salvo aquellos que por ley debían dejar huella en el boletín oficial. Las posibilidades de información se redujeron y el acceso a datos se ha convertido en una permanente negativa de la administración que invita a los solicitantes a acudir a los tribunales, ignorando que hay leyes que regulan también estos derechos. La desaparición de la Junta Rectora del Parque del Sureste ha sido el comienzo de una nueva relación de los gestores del medio ambiente con los ciudadanos y los colectivos, en la que los primeros nos consideran una molestia que hay que esquivar continuamente.

La Junta Rectora ha jugado un papel relevante en la defensa del Parque y en la promoción de los objetivos expresados en la Ley 6/94 (Crear, Recuperar, Proteger). Si bien los distintos responsables de la Consejería de Medio Ambiente han tenido la permanente tentación de utilizarla como un órgano formal que sancionara las decisiones ya adoptadas, también es cierto que en su seno se ha debatido directamente con casi todos los protagonistas que intervenían en este espacio protegido (graveros, agricultores, ayuntamientos, gobierno regional, Canal de Isabel II…).  La participación en este órgano ha sido una oportunidad para todos aquellos que aspiramos a remover los obstáculos que impiden la recuperación definitiva de esta zona de sureste madrileño.

Por el carácter histórico y la riqueza de los acuerdos adoptados mantenemos los contenidos de esta página prácticamente sin modificaciones. Como ejemplo también del permanente intento por cerrar puertas a la participación de los ciudadanos que practican algunos gobiernos.

FUNCIONES

Según lo que establece el art. 22 de la Ley 6/94, de 28 de junio, serán funciones de la Junta Rectora las siguientes:

1. Velar por el cumplimiento de las disposiciones normativas, de todo rango, que afecten al ámbito de esta Ley, y proponer a los órganos competentes la adopción de las normas necesarias para la más eficaz defensa de los valores y singularidades de las áreas protegidas.

2. Informar preceptivamente las disposiciones normativas que afecten al ámbito de esta Ley.

3.- Informar sobre actuaciones, trabajos, obras, aprovechamientos o planes de investigación que se pretendan realizar en el ámbito de esta Ley, incluidos o no en el Plan Rector de Uso y Gestión, y, especialmente, los expedientes de concesión de nuevas licencias de actividades mineras así como los de ampliación o modificación de las existentes.

4.- Informar preceptivamente el Plan Rector de Uso y Gestión y sus revisiones, velando por su cumplimiento y elaborar la Memoria Anual de Actividades y Resultados.

5.- Informar preceptivamente los instrumentos de planeamiento urbanístico de los municipios incluidos en el ámbito de esta Ley, de acuerdo con los procedimientos previstos en la Legislación del Suelo.

6.- Velar por la correcta y efectiva utilización de los fondos asignados al cumplimiento de las finalidades y a la realización de las actividades previstas en la presente como por la tramitación de las subvenciones y ayudas contempladas en la misma.

7.- Promover estudios, investigaciones y actividades educativas y culturales relacionadas con el ámbito ordenado, así como fomentar la divulgación de sus resultados.

8.- Elaborar, aprobar y modificar su propio reglamento de régimen interior.

9.- Proponer la celebración de los convenios que en orden a los fines de la presente Ley sean necesarios suscribir con la Administración del Estado y otras Administraciones Públicas y sociedades privadas.

10.- Cuantas otras funciones sean necesarias para el cumplimiento de los fines de la presente Ley, que no estén especialmente atribuidos a otros órganos y Administraciones Públicas.

COMPONENTES

Si bien la composición de la Junta Rectora y la Comisión Permanente se establece definitivamente en el Plan Rector de Uso y Gestión, con un número máximo de cuarenta y un miembros, en el art. 21 de la Ley 6/94 se establecen algunos criterios de representación:

Su composición garantizará la representación de los Ayuntamientos cuyo término municipal se vea incluido en el ámbito del Parque Regional, los sectores socioeconómicos y laborales implicados, universidades, sociedades o grupos cuya finalidad primordial sea la conservación del medio natural, con conocimientos específicos sobre el ámbito, así como las Consejerías de la Comunidad de Madrid con competencias sectoriales afectadas“.

La composición provisional fue publicada el 4 de noviembre de 1994 (aunque la Junta Rectora no celebró su primera sesión hasta octubre de 1997). En aquel Decreto de la Consejería de Cooperación se establecía una composición provisional de 31 miembros (además del Secretario). En diciembre de 1999 y a petición de “Jarama Vivo” se añadió un nuevo representante de los grupos de defensa ambiental, que fue inicialmente copado por los grupos de Ecologistas en Acción de Rivas y Pinto. Posteriormente, con motivo de la baja del representante de E. en A. de Rivas, entró a formar parte de la Junta Rectora un miembro de Amigos de la Tierra. En mayo de 2004 el representante de Amigos de la Tierra fue relevado por La Asociación Ecologista del Jarama “El Soto” y Ecologistas en Acción de Pinto por Ecologistas en Acción de San Martín de la Vega.

Con posterioridad, en febrero de 2009 se recoge en el Plan Rector de Uso y Gestión la composición definitiva que, en el caso del Pleno, queda de la siguiente forma:

Total de miembros: 40
Representantes de las Administraciones de la Comunidad de Madrid y del Estado: 16
Representantes de los municipios (Ayuntamientos): 16
Representantes de actividades económicas: 4 (graveros, propietarios suelo, agricultores)
Representantes de asociaciones: 2 (cazadores, patrimonio cultural)
Representantes de grupos de defensa ambiental: 2
– Representantes institucionales: 32, 80% del total.
– Representantes de la sociedad civil: 4, 10% del total

El reparto detallado de representantes es el siguiente (apartado 1.7 del PRUG):

1. PLENO: Componen el Pleno de la Junta Rectora los siguientes miembros:

a) Presidente: El Consejero titular de la Consejería competente en la gestión del Parque.
b) Vicepresidente primero: El Viceconsejero de la Consejería competente en la gestión del Parque.
c) Vicepresidente segundo: El titular de la Dirección General competente en la gestión del Parque Regional.

Vocales:
d) Dos representantes de la Consejería competente en la gestión del Parque Regional.
e) Un representante de las Consejerías competentes por cada una de las siguientes materias:

– Economía.
– Educación.
– Patrimonio Histórico.
– Urbanismo.
– Minas.
– Agricultura.
– Infraestructuras del transporte.

f) Un representante de cada uno de los municipios con territorios incluidos en el Parque Regional.
g) Un representante del Ministerio de Defensa.
h) Un representante de la Confederación Hidrográfica del Tajo.
i) Un representante de las Universidades de la Comunidad de Madrid.
j) Dos (antes uno) representantes del conjunto de propietarios de los terrenos incluidos en el Parque o titulares de otros derechos reales o personales, existentes en el Parque Regional.
k) Un representante de las entidades y organizaciones profesionales agrarias.
l) Un representante de las entidades y organizaciones representativas de los titulares de aprovechamiento cinegético.
m) Un representante de la Asociación Nacional de Fabricantes de Áridos.
n) Dos representantes de asociaciones radicadas en la Comunidad de Madrid que, según sus estatutos, tengan por finalidad primordial la defensa y conservación del medio natural.
o) Un representante de las asociaciones radicadas en la Comunidad de Madrid que, según sus estatutos, tengan por finalidad primordial la defensa y conservación del patrimonio histórico y cultural.
p) El Director Conservador del Parque Regional del Sureste.
q) Un funcionario de la Consejería competente en la gestión del Parque Regional, que actuará como Secretario de la Junta Rectora y asistirá a las sesiones con voz y sin voto.

2. COMISIÓN PERMANENTE (hasta el año 2009 no se ha reunido en ninguna ocasión): La Comisión Permanente de la Junta Rectora se compone de los siguientes miembros (apartado 1.7 del PRUG):

a) Los dos Vicepresidentes de la Junta Rectora, ostentando la Presidencia de la Comisión el Vicepresidente Primero que podrá delegar la Presidencia en el Vicepresidente Segundo.
b) Los dos representantes de la de la Consejería competente en la gestión del Parque Regional.
c) El representante de la de la Consejería competente en materia de minas.
d) El representante de la de la Consejería competente en materia agrícola.
e) El representante de la de la Consejería competente en materia de Patrimonio Histórico.
f) Cuatro representantes de los Municipios incluidos en el ámbito territorial del Parque Regional designados por el Pleno de la Junta Rectora de entre los mismos. (ver sesión donde se adoptó acuerdo de la primera elección).
g) Los representantes que hacen referencia a los epígrafes h), i) k), m), o), p), así como uno de los referidos a los epígrafes j) y n) de la relación de miembros del Pleno.
h) Un funcionario de la Consejería competente en la gestión del Parque Regional que actue como Secretario de la Junta Rectora, y que asistirá a las sesiones con voz pero sin voto.

¿DE QUÉ TRATAN LAS REUNIONES?

Las reuniones de los plenos de la Junta Rectora se han desarrollado con desigual ritmo y permeabilidad a las sugerencias de carácter conservacionista. En lo fundamental, los asuntos que se trasladan a su orden del día tienen poco que ver con esfuerzos de conservación ambiental. La mayor parte del tiempo de estos plenos se dedica a resolver las solicitudes de carácter administrativo que pretender legalizar actividades y proyectos en el territorio del Parque, que poco o nada tienen que ver con el entorno, su calidad o sus problemas. Son asuntos que requieren de la aceptación de la Junta Rectora para poder continuar su tramitación en la Administración Regional o los Ayuntamientos. Al margen del informe del Director Conservador, suelen ser de tres tipos:

Informes de expedientes que solicitan los particulares de actividades muy diversas. Es preceptivo que muchas actividades que se desarrollan en el ámbito del Parque (graveras, ampliación de instalaciones, etc. incluso planes de urbanismo) cuenten con este informe FAVORABLE.
Informes de expedientes que solicitan los Ayuntamientos y Consejerías. Similares a los anteriores, siempre se trata de legalizar “actividades” ajenas al desarrollo medio ambiental del Parque: actividades relacionadas con el negocio del “ladrillo” (sectores urbanísticos en Zonas F, escombreras, centros comerciales, carreteras, conversión de parajes naturales en zonas verdes, conversión de lagunas en negocios deportivos, etc.). Resulta muy excepcional encontrar propuestas de desarrollo ambiental trasladadas desde los Ayuntamientos.

Mociones presentadas por los grupos de defensa ambiental sobre asuntos de carácter general (caza, minería, reforestaciones, recuperación de humedales, etc.) o particular (denuncias por infracciones, incendios, etc.). Estas iniciativas aparecían en el orden del día de las primeras reuniones, incluso se discutían en “ruegos y preguntas”. Después, alguien debió pensar que restaban demasiado tiempo a los asuntos de verdad “importantes” (nuevas carreteras, urbanismo directo e indirecto, graveras, vertederos, etc.)  los últimos plenos de la Junta Rectora ya no se recogían en su orden del día y, al finalizar el pleno se intentaba forzar su discusión en medio de la desbandada general de los asistentes. En la Junta Rectora celebrada el 3/12/2004 los grupos de defensa ambiental hicimos una seria advertencia sobre la actitud de obstrucción de la Presidencia del Pleno.

LA ASISTENCIA A LOS PLENOS

En general la asistencia suele ser muy desigual. Dependiendo de los asuntos a tratar y del grado de implicación de los diferentes representantes institucionales o sectoriales, acudirán más o menos integrantes de la Junta. En esta web se recogen los asistentes y ausentes de cada sesión, el lector podrá encontrar ausencias casi permanentes desde hace varias legislaturas. Lo habitual es que los representantes de muchas Consejerías y Departamentos de la Administración Regional deleguen su voto en el Consejero de Medio Ambiente (y Presidente de la Junta) y que muchos de los representantes municipales estén presentes hasta el momento de tratar el/los asuntos que conciernen a su municipio o institución (en “expedientes”). A partir de ahí no pocos acaban ausentándose de la reunión. Otro fenómeno creciente que se produce es la asistencia de representantes municipales de carácter técnico, delegados por el alcalde de turno, sus decisiones es difícil que puedan modificarse por el desarrollo de los acontecimientos y se limitan a levantar el brazo con mayor desgana aun que otros asistentes, lo suyo al fin y al cabo es una actividad funcionarial.

LA ACTITUD DE LOS ASISTENTES

Sólo una pequeña representación de los asistentes conoce el contenido de los asuntos a tratar, salvo los representantes de los colectivos de defensa ambiental, prácticamente nadie acude a consultar los expedientes. Y eso se nota, y mucho, en la carencia de intervenciones. Las votaciones suelen ser simples escenificaciones de un voto ya decidido de antemano por cada uno de los asistentes institucionales, pero del que no conocerá su sentido hasta el momento en que el Presidente no emite su opinión-recomendación (favorable, pendiente hasta que se amplíe información, desfavorable, etc.), entonces se levanta un bosque de brazos que suele rozar la unanimidad, no importa si se trata de aprobar actividades que aumentarán los daños y molestias derivados por la especialización de la Comarca en vertedero-basurero-gravera-escombrera-etc. (tráfico peligroso, olores, contaminación…). Los representantes institucionales suelen seguir el principio de “hoy por ti mañana por mi”, votando carreteras, planes urbanísticos…, o confiar en la actitud corporativa que les identifica con aquellos que también gestionan “poder”. Pelillos a la mar con las promesas electorales, los criterios de partido, intereses de sus vecinos. Y de la consideración que les merecen los “pajaritos” ya ni hablamos.

En la medida de lo posible en esta web intentaremos informar, en lo sucesivo, del voto individual de cada asistente. Tarea nada fácil dado el propósito de los diversos presidentes en aportar la mayor opacidad posible al conocimiento público de este órgano. Los representantes de los grupos ecologistas solicitamos, al menos en dos ocasiones (7 de noviembre de 2007 y 12 de febrero de 2009) que se facilitara el detalle de cada voto de los presentes. La respuesta de la Administración es que no tienen obligación de hacerlo, según un informe de sus servicios jurídicos. Por supuesto, ninguna ley les impide la publicidad del voto, pero eso ya sería una publicidad intolerable para los enjuagues que se practican en la Junta Rectora.


Sesiones celebradas
pulsar sobre el texto para acceder a un resumen de lo tratado:

30 Octubre, 1997
21 enero, 1998
23 febrero, 1998
9 junio, 1998
7 abril, 1999
19 abril 2000
25 de octubre 2000
30 de mayo 2001
3 de abril 2002
14 de enero de 2003
3 de diciembre de 2004
16 de mayo de 2005
7 de noviembre de 2007
12 de febrero de 2009
4 de marzo de 2010


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *