El fallido Plan Rector de Uso y Gestión

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) es el segundo “reglamento” previsto en la Ley 6/94, por la que se creó el Parque del Sureste. Se preveía que con la aprobación de este documento se pondrían en marcha iniciativas muy importantes para la recuperación de la zona, especialmente un programa de inversiones, el control definitivo de la caza ilegal que todavía se practica, el traslado de graveras situadas en “zonas incompatibles”, la adecuación de los planes de restauración, así como el control de fitosanitarios en la agricultura. Así estaba previsto en diversos artículos de la Ley del Parque (Ley 6/94, de 28 de junio).

El desinterés de los diversos gobiernos regionales de la Comunidad de Madrid ha provocado en primer lugar un retraso de casi 10 años en la aprobación del PRUG. Cuando por fin fue aprobado, en marzo de 2009, sus contenidos respondían a las necesidades de negocios y actividades insostenibles, hasta el punto de “diseñar” artículos que encajaban como un guante para permitir la construcción de campos de golf (caso de Perales del Río), cuando hasta la fecha eran rechazados, o autorizar la caza en algunas zonas donde antes estaba prohibida esta actividad (caso de las Zonas C) alegando que se trata de “suelos con vocación cinegética”. El PRUG se acompañó igualmente de la aprobación del Plan de Ordenación Cinegética que, aun con sus contradicciones, aportaba también algunas ventajas y limitaciones. Nada de todo esto ha durado mucho.

La chapuza de tramitación del PRUG, por parte del departamento que dirigía Federico Ramos (posteriormente “premiado” con la D. G. de Medio Ambiente en el Ministerio de Agricultura), ha dado lugar a numerosas denuncias y reclamaciones ante los tribunales. Ya en noviembre de 2010 los cotos de caza consiguieron por sentencia que se les reconociera el derecho a ser indemnizados en las adaptaciones que el PRUG imponía a sus Planes de Aprovechamiento Cinegético. La sentencia definitiva llegó el 20 de septiembre de 2012 con un fallo de la Sección 5 de la sala Contencioso-Administrativo del TSJM en la que se declaraba NULO el PRUG por no haber sido consultados expresamente los ayuntamientos de los municipios afectados. Junto al PRUG se declaraba anulado igualmente el Plan de Ordenación Cinegética para todo el territorio del parque Regional del Sureste. La situación vuelve al punto de partida. Es decir, DOCE AÑOS después de aprobarse la Ley por la que se creaba el Parque del Sureste seguimos sin Plan Rector de Uso y Gestión, un nuevo motivo de satisfacción para toda clase de actividades insostenibles y depredadores (de 2 patas) que se beneficiarán de este vacío normativo (véase la existencia actual de explotaciones de áridos en las mismas riberas de los ríos, suelos incompatibles con esta actividad).

Mantenemos toda la información que veníamos ofreciendo, desde que en 2009 entró en vigor este fallido PRUG, para poner en evidencia la actuación de cada uno de los protagonistas de esta lamentable historia. Una más del nulo interés que tienen estos gestores por la conservación o las oportunidades que ofrecería la recuperación del sureste madrileño.

 

Contenidos del PRUG según la Ley del Parque

Según lo que establece el art. 16 de la Ley 6/94, de 28 de junio, los contenidos formales del PRUG son los siguientes:

1.- El Plan Rector de Uso y Gestión establecerá las normas de utilización del Parque Regional y de sus diferentes zonificaciones internas.

2.- El Plan a que se refiere el presente artículo concretará, en el tiempo y en el espacio, las actuaciones que se consideren necesarias para salvaguardar los elementos naturales objeto de protección y aquellas otras imprescindibles para lograr la transformación y recuperación de las áreas degradadas.

Con el fin de abordar las medidas de urgencia que requieren los objetivos de esta Ley, en el marco del Plan Rector de Uso y Gestión se elaborará una Estrategia de Regeneración de Areas Degradadas y de Interés Ambiental en las que se diseñarán las obras y trabajos de de mejora, recuperación y acondicionamiento de aquellas áreas que, por sus valores ambientales, usos agrícolas o fines recreativos, requieran una intervención urgente y específica. Esta Estrategia afectará prioritariamente a las zonas denominadas como A, B, C y E en el artículo 24 de está Ley.

3.- Asimismo establecerá la concesión de subvenciones y otros auxilios a las explotaciones de los recursos naturales de forma que se adapten a las condiciones de salvaguarda de los valores naturales. Fijará también las líneas de trabajo y ayuda en relación a las actividades investigadoras y científicas, culturales, recreativas y educativas.

4.- El Plan Rector de Uso y Gestión regulará el establecimiento de compensaciones e indemnizaciones en los casos en que la aplicación del mismo imponga limitaciones o vínculos por no resultar aquellos compatibles con la utilización ordenada del ámbito.

5.- En la redacción de todos los aspectos que regule el Plan Rector de Uso y Gestión se tomarán necesariamente como base las orientaciones y directrices emanadas del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales.

Según lo previsto en la Ley del Parque (art. 15) el PRUG deberá aprobarse “en el plazo máximo de seis meses, desde la aprobación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales”. Es decir tenía que haber entrado en vigor en septiembre de 1999, pero todavía ni siquiera se conoce borrador alguno. Este es uno de los objetivos que se han fijado ayuntamientos colectivos que integran la Plataforma JARAMA VIVO: impedir una nueva e injustificable demora en la aprobación de este “reglamento”. El PRUG será revisado con una periodicidad de 4 años.


Más información:

Sobre la vergonzosa aprobación del PRUG. Febrero de 2009
I Campaña (de Jarama Vivo), junio 2002
II Campaña (de diversos colectivos de defensa ambiental), verano de 2004
III Campaña (de diversos colectivos de defensa ambiental), verano-otoño de 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *